Redux

Sobre el regreso de Burial

Posted in críticas publicadas, dubstep, electrónica by Iván Conte on marzo 25, 2011

En  Concepto Radio. El texto termina con una especie de continuará, y es que no quiero dar mi opinión sobre el nuevo single de Burial hasta poder escucharlo en condiciones, no con un pobre ripeado de la radio con voces interrumpiendo la canción cada pocos segundos. Y sí, el último de Radiohead me gusta, le daría tres estrellas sobre cinco -con perspectiva positiva, como dirían en Moody’s-. No soy un gran fan del grupo, los dos anteriores me parecen aburridísimos, pero tampoco soy un detractor, y en este disco he encontrado por primera vez desde Amnesiac cosas interesantes.

Anuncios

Sepalcure – Fleur

Posted in electrónica, EPs, hardcore continuum, post dubstep by Iván Conte on febrero 12, 2011

Igual es un poco simplista, pero a veces parece como si los productores americanos que se acercan a los sonidos del hardcore continuum tuviesen especial predilección por los terrenos más emocionales. Puede que por allí todavía se siga sintiendo el impacto de los discos de Burial, o puede que esta opinión esté basada en los pocos productores que consiguen llamar la atención en Europa, al fin y al cabo también sabemos que en las universidades estadounidenses el lado más ramplón del dubstep, el de bajos saturados de testosterona. El caso es que ejemplos como Falty DL o los propios Sepalcure demuestran que en EEUU existe una veta de post-dubstep emocional a la que merece la pena prestar atención, a juzgar por lanzamientos tan redondos como este EP del dúo de Brooklyn.

Editado por Hotflush a comienzos del año, es la continuación de ‘Love Pressure’, editado el pasado verano, y confirma a Sepalcure como unos productores de mirada serena y elegante, con su modo de trabajar y entretejer los beats tan minuciosa y matizada y su capacidad para llevar a cabo transiciones imperceptibles en el tono y el ambiente de estos temas. El hilo conductor de estos cuatro cortes es, por tanto, el tono introspectivo y emocional, los ritmos intrincados y las voces de diva R’n’B convenientemente manipuladas. Hay que destacar en este sentido la coherencia en la secuenciación,  ya que el tratamiento de las voces avanza progresivamente desde la relativa claridad de ‘Fleur’ hasta la abstracción sumergida en reverb de ‘Inside’. Además, la secuenciación se presta a interpretaciones narrativas si tenemos en cuenta la transición de la luminosidad de ‘Fleur’ o ‘Your Love’ a la oscuridad de ‘No Think’, con el broche final de ‘Inside’, la cual, prescindiendo de los ritmos, se acerca a los momentos más New Age de Oneohtrix Point Never y se presta a interpretarse como el amanecer tras una noche de fiesta. Por el camino hay suficentes detalles para mantener la atención durante numerosas escuchas, desde los apuntes de guitarra y el preciosismo de juguete de ‘Fleur’ al acertado toque exótico de la marimba en ‘No Think’, pasando por los burialescos beats amaderados con los que arranca ‘Your Love’. Todo ello sobre un sólido armazón rítmico, asentado a su vez en colchones ambient, que toma elementos del UK Garage, el house y el dubstep sin que tengamos la sensación de estar ante un ejemplo de una producción demasiado deudora de sus referencias.

Tagged with: , , ,

Burial / Four Tet – ‘Moth / Wolf Club’

Posted in electrónica, hardcore continuum, Uncategorized by Iván Conte on mayo 12, 2009

112

Es complicado no ver muchas de las cosas que han rodeado la edición de este 12″ compartido como una reacción del productor londinense a la sobreexposición mediática a la que se vio sometido tras la publicación de su segundo álbum, así como a la ‘persecución’ por parte de la prensa sensacionalista para descubrir su identidad. Después de varios meses de actividad publicando singles y dos LPs en el sello Hyperdub, estos son los dos primeros temas inéditos suyos que podemos escuchar desde hace año y medio.

Publicado sin avisar a nadie, casi todos nos enteramos de su edición apenas unos pocos días antes de que llegase a las tiendas este vinilo con la galleta negra, sin más información que la inscripción Burial + Four Tet, el nombre del sello que lo edita (propiedad del propio Four Tet) y el título de la canción correspondiente en los surcos finales del propio vinilo. El vinilo, tal cual, tiene uno de los diseños más atractivos de lo que llevamos de año, y es muy simbólico del nivel de especulación que ha rodeado la discusión de estas canciones desde que las escuchamos por primera vez debido a la deliberada falta de información. De hecho, hasta pasados unos días no se supo a ciencia cierta si cada uno había hecho una canción -y en ese caso cuál- o si los dos habían colaborado en los dos cortes, como así ha sido. Personalmente creo que el diseño y la manera en que el vinilo ha llegado a las tiendas tiene un poco de declaración de intenciones de un productor que quiere mantener su proyección pública en un segundo plano y algo de operación de marketing, aunque realmente pienso que en estos momentos Burial no necesita de ninguna campaña de marketing para agotar un single en pocas horas, como ha ocurrido en este caso. Además, también le ando dando vueltas a la cabeza al hecho de que el diseño probablemente sea un inteligente guiño a la música rave, a esos singles que llegaban de la nada casi sin información en una época pre-Internet en la que la información exhaustiva no acompañaba a cualquier lanzamiento de una manera tan instantánea. Más un black label que un white label en este sentido, este guiño a la época rave no es más que otro ejemplo de los muchos que conforman la estética sonora de Burial, que como sabemos toma muchos elementos de la música rave británica y los reconfigura bajo su propia, y a estas alturas perfectamente reconocible,  estética sonora.

Eso sí, no conviene dejar a un segundo plano a Four Tet, al fin y al fin y al cabo es de celebrar que el single nos permita escuchar a dos de los grandes talentos de la música electrónica de esta década trabajando juntos y sacando adelante dos canciones tan atractivas como estas. Generosas en minutaje, tanto ‘Moth’ como ‘Wolf Club’ se construyen a partir de bloques de construcción facilmente reconocibles -aunque dada la falta de información es mejor no arriesgarse a aventurar quién hizo qué- procedentes no solo del hardcore continuum sino también del minimalismo a lo Steve Reich. Las dos caras de este vinilo abundan en momentos para el recuerdo, como los apagados sintes rave de ‘Moth’ que suenan como procedentes de otra habitación,  provocando una sensación de extraña y eufórica melancolía en una canción con un ritmo de 4/4 que podría ser la prolongación de la que cerraba Untrue, el segundo disco de Burial, o el inicio minimalista de ‘Wolf Club”.

Habrá que esperar a sus respectivos nuevos proyectos para ver si el single va a tener efectos en sus respectivas carreras, pero de momento el encuentro sirve para comprobar que ambos comparten muchos puntos en común, como por ejemplo los efectos emocionales de sus principales señas de identidad y que ninguno de los dos ha perdido demasiada frescura a pesar de que posiblemente ya nos han dado la parte más importante de sus respectivas obras. Puede que incluso este sea solamente un single para fans de ambos productores , pero es innegable que el single permite unas cuantas escuchas a través de las cuales descubrir sus secretos y adentrarse en sus texturas. Que les dure la inspiración.

No incrusto las canciones para su escucha en esta entrado porque me imagino que ya las habréis escuchado todos.

Tagged with: ,