Redux

Jon Brooks – Music for Thomas Carnacki

Posted in hauntology, LPs by Iván Conte on febrero 9, 2011

En su evocación fantástica de añejas y fallidas utopías británicas, de futuros que podrían haber sido nuestro presente y que nos resultan a la vez familiares e inquietantemente extraños,  la hauntology siempre tiene algún paralelismo con el steampunk, aspecto subrayado sobre todo por la discografía de Moon Wiring Club, no por casualidad autor de la fantasmagórica y excelente portada de este disco de John Brooks (más conocido por su alias The Advisory Circle), que es la segunda referencia del sello Cafe Kaputt, comandado por el propio Brooks, esta conexión también está muy presente. O más bien habría que decir que lo que evocan Jon Brooks o Moon Wiring Club es el período eduardiano, fascinado  por la electricidad y el optimismo social y recordado ahora nostálgicamente como una breve época de esplendor antes de las dos guerras mundiales. También es la época en la que proliferaron autores infantiles como JM Barrie, hasta el punto de que la idea de la infancia perdida británica –antes de las guerras, antes de la pérdida del imperio-  también se asocia con esta época. La hauntology desde el principio se postuló como una exploración de los recuerdos de infancia de una generación de ingleses que fueron niños en los setenta y que crecieron fascinados por los extraños sonidos electrónicos que se podían escuchar en series y programas de información pública de la BBC. La extrañeza que les provocaban esos sonidos es usada ahora para recrearse en presentes alternativos, y en este sentido no resulta extraña esta subrama eduardiana dentro de la hauntology. La conexión, en el caso de este disco de Jon Brooks, tiene que ver con el hecho de que se trata de una revisión de la figura literaria de Thomas Carnacki, protagonista de una serie de historias cortas escritas por William Hope Hodgson centradas en tramas detectivescas con aspectos sobrenaturales. Esto explica el uso espectral que se hace de la electrónica en este disco, e incluso de instrumentos como el piano, y que también se puede relacionar con la visión entre atraída y desconfiada que provocaba la electricidad en aquella época, la misma evocada por la library music del BBC Radiophonic Workshop unas décadas más tarde.

Como ilustración sonora de una época y en particular de estos relatos pertenecientes al género de la literatura popular fantástica, Music For Thomas Carnacki funciona a la perfección. La corta duración de los temas, pocos superan los tres minutos, remite a la idea de banda sonora incidental, de modo que muchos de estos cortes se encargan de crear atmósferas entre preciosistas y tenebrosas, con algún momento destacado por su emotividad –sobre todo en los temas con piano- e incluso algún apunte melódico (‘There And Somewhat Free’, ‘House Among the Laurels’, ‘Moontime the Embankment’ o la semioculta melodía de ‘An Expiration of Sorts’ son buenos ejemplos). Las excepciones las encontramos precisamente en algunos de los momentos más destacados del disco, como los más de cinco minutos pulsantes y orquestales de ‘Carnacki Theme Three’, A pesar de contar con 28 cortes, el disco se escucha muy bien de un tirón, y es de hecho una nueva joya de la hauntology.

Anuncios

Segunda temporada de Weird Tales for Winter

Posted in hauntology, radio by Iván Conte on febrero 2, 2011

Si os acordáis, el año pasado más o menos por estas fechas ya hablé de la primera temporada de Weird Tales for Winter. Emitida por Resonance FM, la idea era poner música a relatos sobrenaturales, con la particularidad de que la música estaba hecha por maestros contemporáneos en cuanto a electrónica espectral como son Moon Wiring Club o Mordant Music. Pues bien, estos días se está emitiendo la segunda temporada, y entre los nombres volvemos a encontrar a Moon Wiring Club junto a Vindicatrix, Advisory Circle, y el crítico Mark Fisher (K-Punk), todos ellos habituales en este blog. Aprovechando esta ola de frío que tenemos encima, apetece un montón ¿verdad? Más información, además de la posibilidad de descargarse los programas a partir de mañana miércoles día 2 de febrero, en la web de la serie.

 

 

 

29/01/11 – 21.30
Guest Mix – Pye Corner Audio

29/01/11 – 22.30
Episode 1 (pt.1) – Advisory Circle & Moon Wiring Club – The Gateway of The Monster by William Hope Hodgson

31/01/11 – 0.00
Episode 2 (pt.2) – Advisory Circle & Moon Wiring Club – The Gateway of The Monster by William Hope Hodgson

01/02/11 – 01.00
Episode 3 – Vindicatrix – From a Skip in Soho

02/02/11 – 22.00
Guest Mix – Cottage of Electric Hell (transmitting on FNOOB Underground)

02/02/11 – 01.00
Episode 4 – Kek-W – In the Cinema Tree with Orbiting Heads

02/02/11 – 01.15
Episode 5 – Misty Roses – The Clock by W. F. Harvey

03/02/11 – 01.00
Episode 6 – Eyeless in Gaza – The Shadow by Hans Christian Andersen (trans. M. R. James)

04/02/11 – 01.00
Episode 7 – Jonny Trunk – presents…

05/02/11 – 00.30
Episode 8 – Dolly Dolly – Postmen, Porpoises and Lederhosen

05/02/11 – 21.30
Guest Mix – k-punk

05/02/11 – 22.30
Episode 9 – Ensemble Economique & The Outer Church – The House on the Borderland (excerpt) by William Hope Hodgson

Demdike Stare – Triptych

Posted in críticas publicadas, electrónica, hauntology, LPs by Iván Conte on enero 24, 2011

30 Eps / singles / maxis del 2010

Posted in electrónica, EPs, funky house, hardcore continuum, hauntology, juke, listas, singles by Iván Conte on diciembre 19, 2010

King Midas Sound ‘Dub Heavy – Hearts and Ghosts EP’

Posted in dubstep, hauntology by Iván Conte on junio 12, 2009

hdb021

El otro día quise pinchar la remezcla que Dabrye ha hecho de uno de los temas de King Midas Sound, aparecida en la anterior referencia del proyecto de KevinThe BugMartin junto al vocalista Roger Robinson en el sello Hyperdub, y me encontré con que el vinilo está doblado y la aguja no para de saltar. A los que alguna vez les haya pasado esto os imaginaréis el disgusto que me llevé, no sé si tendrá que ver con el hecho curioso de que casi todos los singles de Hyperdub tienen el agujero un poquito más pequeño de lo deseable, y de este modo hay que hacer algo de fuerza para insertarlos en el tocadiscos, supongo que la suficiente para que pasen cosas de este tipo ¡cuidado!

En fin, menos mal que ese single sigue estando disponible en algunas tiendas online, y que además el sello de Kode9 acaba de publicar otro 12” del dúo. Mientras que en el anterior EP aparecían remezclas de temas que supongo que estarán incluidos en el LP que Martin y Robinson publicarán durante este año, en Dub Heavy – Hearts and Ghosts EP nos encontramos con versiones dub. Por supuesto, el dub siempre ha sido un ingrediente básico en todos los proyectos de Kevin Martin, así que si en este lanzamiento se ha decidido a subrayar esta técnica, y si tenemos en cuenta su identidad musical, supongo que no es una sorpresa que los reverbs, ecos, delays y demás estrategias conduzcan a un sonido que no puede ser más neblinoso y cavernoso. La portada refleja muy bien el tono físico y amenazador de la música contenida en estos tres cortes, resultado de la mezcla de sonidos orgánicos -¡esa batería que suena pesada como el plomo!- y digitales. El dub demostró que existe un público atraído por la inseguridad, dijo Martin en una ocasión, y este EP, completamente empapado en miedo, sale en un momento muy oportuno, debido a las inseguridades y miedos provocados por el nuevo mapa político europeo y pseudo-amenazas como la de la pandemia de la gripe. Esteticamente el conjunto recuerda a Scientist, quien también se caracterizó por una estética excesiva en cuanto a peso de los bajos o acumulación de ecos, y también empleó los códigos del terror como referente para interpretar su dub, de manera muy evidente en títulos como Scientis Rids the World of the Evil Curse of the Vampires (por cierto, magnífico disco). La presencia de la palabra ‘ghost’ en el título también permite encajar este single en la discusión de la hauntology, sobre todo por la importancia que últimamente da Kevin Martin a texturas como la crepitación de los vinilos. Quizás el gran perjudicado aquí es Roger Robinson, cuya voz solo se atisba entre el maremoto sonoro en dos de los tres cortes, aunque la pista vocal de ‘Ting Dub’ ya la conocíamos porque es la que aparecía en la remezcla de Dabrye que se puede escuchar en el ‘Cool Out EP’. Kevin Martin sigue siendo un músico fuera de norma, y cada vez hay más ganas de escuchar su LP como King Midas Sound, en el que es de esperar que explore su lado más reposado pero igualmente matizado.

Mordant Music ‘Picking O’er the Bones’

Posted in electrónica, hauntology by Iván Conte on junio 1, 2009

MM030 FRONT PAGE

Picking  O’er the Bones es un recopilatorio en el que se recogen las colaboraciones entre Shackleton y Mordant Music publicadas en el sello de los segundos en los últimos años, empezando por el mismísimo debut de Shackleton, el 7” ‘Stalker’. De Sam Shackleton ya he hablado por aquí con anterioridad. Por su parte, Mordant Music son Baron Mordant y Admiral Greyscale, propietarios, al igual que Shackleton, de su propio sello, con el mismo nombre del grupo. Mordant Music ocupan un espacio muy cercano al de los grupos del sello Ghost Box , y por tanto se pueden explicar bajo la etiqueta hauntologica desarrollada en los últimos años por, entre otros, Simon Reynolds –buscad su artículo sobre el tema en el número de noviembre del 2006 de la revista Wire– y Mark Fisher. Muy brevemente, y simplificando algo el asunto, la estética hauntologica contiene elementos como los siguientes; samples, influencia de la library music, un interés por los inquietantes sonidos que caracterizaron la televisión británica de los setenta, la ciencia ficción, Boards of Canada, el ocultismo y el surrealismo británico, todo ello distanciado de la nostalgia mediante dosis de oblicuo sentido del humor y, en general, un tono musicalmente inquietante tanto en su música como en el aspecto visual.

En este cd, por tanto, se pueden escuchar canciones de Shackleton y de Mordant Music, siendo la tarea más interesante la de comprobar cómo ambas estéticas, con sus diferencias, tienen puntos en común. En ambos se puede observar una curiosidad un tanto mórbida por la muerte. En este sentido es relevante su interés por las bajas frecuencias, que también les pone en contacto con el dubstep, con el que ya han sido comparados en numerosas ocasiones así como con el black metal, también referenciado directamente en las portadas que Zeke S Clough ha creado para los singles de Skull Disco – el sello de Shackleton -, responsable también de la portada de este cd, cuyo título ya es significativo en relación con este punto.

Ambos contrastan, sin embargo en matices relacionados con el tono y la estética de su música. Shackleton es el más introvertido, incluso huraño, de modo que su compleja rítmica de inspiración africana no incita al baile, sus líneas melódicas son más líricas o evocadoras que funcionales, la densidad y complejidad que despliega es desasosegante e incluso asfixiante. Para disfrutarlo es necesario sumergirse. La metáfora acuática también funciona en su música a la perfección, y por supuesto algo tiene de Ambient, incluso en su absorción de referentes sonoros de África y Oriente de una manera que podría recordar a la seminal de David Byrne y Brian Eno en My Life in the Bush of Ghosts.

Shackleton es el encargado de hurgar en rincones oscuros, abisales, casi sin luz, mientras que Mordant Music al menos remite a las luces nocturnas y urbanas, de neón y estroboscópicas. Mordant Music proporcionan aquí los cortes más inmediatamente disfrutables, resultan más optimistas en su conjunción de referencias pre y post rave así como industriales y disco. No quiero decir con esto que Mordant Music hagan algo parecido a himnos bailables, porque su música tal y como se puede comprobar en los cortes de este cd –los cuales ofrecen solo una visión parcial de todo lo que han hecho en los últimos años- se caracteriza por una tensa acumulación de energía que no es finalmente liberada. Eso sí, cortes como ’24 Million or Sell Neverland’ (¿véis lo que os decía de su sentido del humor?) funcionarían muy bien al lado de singles clásicos de Joey Beltram como ‘Mentasm’ o ‘Energy Flash’, e incluso al lado de cosas de Aphex Twin como ‘Digeridoo’.

Uno de los mejores momentos del disco es el mix conjunto del ‘Private Places’ de Vindicatrix, una borrachera de luces artificiales, ecos, ritmos industriales y texturas metálicas que provocan una sensación de movimiento hacia adelante sin pausa. Sí, el Autobahn de Kraftwerk también es una referencia. Este remix es música Ballardiana al pie de la letra; urbana, violenta y sexy, compleja e inquietante, música post-rave, psicodélica y modernista. Aunque los mayores niveles de caos se alcanzan en el corte final, ‘Marston Moore, a cargo de Mordant Music, que incluye punzantes y dolorosos tonos agudos, así como voces cercanas a las empleadas por ruidistas como Wolf Eyes.

En definitiva, un magnífico recopilatorio que permite echar la vista atrás a las carreras de dos de los nombres más inquietos en la electrónica británica de los últimos años, y, en consecuencia, dos nombres fundamentales en la segunda mitad de esta década. Imprescindible.

Belbury Youth Club Night

Posted in hauntology, sellos by Iván Conte on marzo 4, 2009

Me acaba de llegar un email que incluye este flyer de una actividad organizada por el sello Ghost Box, con la que sus responsables siguen jugando con la idea de ese pueblo que vive en una realidad paralela -Belbury- documentado en los discos publicados por el sello. Esta fiesta, en la que pincharán los fundadores y el blogger Woebot entre otros, se presenta como una supuesta reunión del club juvenil del pueblo ficticio en el que se situan las referencias de Ghost Box, e investigando en sus actividades podemos ver que Broadcast interpretarán una banda sonora improvisada para un corto de Julian House, fundador del sello y responsable del diseño de los discos de Broadcast entre otras bandas británicas. Otra de las actividades será la proyección de los añejos reportajes de interés público cuya estética tanto ha inspirado la del sello.

Pero en realidad, como no creo que nadie de los que lean esto pueda asistir a la fiesta, el motivo de esta entrada es que el flyer de la fiesta me parece una auténtica joya, pues representa a la perección los aspectos más representativos del sello británico.

9807406500541

Tagged with: