Redux

Babyfather – ‘Meditation’

Posted in Uncategorized by Iván Conte on marzo 24, 2016

Me vais a perdonar que empiece con un lugar común: ¿Cómo era aquello que dijo Winston Churchill de Rusia? Que era un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma, ¿no? Pues algo así es Dean Blunt, productor británico que empezó a ser conocido con sus discos junto a Inga Copeland bajo el nombre artístico de Hype Williams, y que tras una breve etapa editando con su propio nombre lleva unos meses firmando como Baybafather. La fama de elusivo le viene por la desconcertante cantidad de pistas supuestamente falsas (o no) que ha ido dejando en sus discos, entrevistas, conciertos e instalaciones artísticas como la del año pasado consistente en una única foto de stock colgada en una pared, y acompañada por el zumbido que supuestamente solo se puede escuchar si eres menor de una determinada edad y que en el Reino Unido se usa para ahuyentar a adolescentes de determinadas zonas.

Mark-Blower-160126-Dean-Blunt-Cubitt-Gallery-0015

Mark-Blower-160126-Dean-Blunt-Cubitt-Gallery-0003

Es verdad que con él es difícil distinguir la frontera entre lo que dice en serio y dónde empieza a tomarnos el pelo, él mismo se encarga de hacerlo difícil. Pero también es cierto que vuelve insistentemente sobre una serie de cosas que permiten hablar de un estilo propio; la fijación por retratar un Londres nocturno y multicultural, la identidad británica contemporánea o la crítica a la influencia del capitalismo en la vida privada son cosas que siempre están más o menos presentes en todo lo que hace. ¿O acaso su instalación no se está riendo de la idea de una feliz pareja de compañeros de trabajo reflejada en la foto de stock elegida? Un vistazo a las etiquetas usadas para identificar la foto ayudan a entender que a Dean Blunt le pareciese tan interesante como para centrar una instalación alrededor de la misma: “Colegas negocio, el sentarse en una tabla, cariñosamente, sonriente, en, uno al otro.” (traducción automática de la página de la agencia fotográfica, mucho me temo).

Y lo que es más importante, normalmente consigue hacer música que mantiene el misterio, que nos hace volver a escuchar sus singles y álbumes o esperar el siguiente lanzamiento para ver si nos aclaramos más, si tenemos alguna pista más que nos ayude a confirmar nuestras hipótesis o a comprobar que estábamos siguiendo una pista falsa. Vamos, que Dean Blunt está lejos de anquilosarse, y eso que sus principales señas de identidad ya son fácilmente reconocibles.

El año pasado estrenó el alias Babyfather con una mixtape, y este año continua con otra mixtape y este single editado por Hyperdub y que sirve de adelanto de un álbum. A juzgar por ‘Meditation’ y lo contenido en las mixtapes anteriores, será un disco a esperar con ganas, porque este single presenta suficientes capas y aspectos interesantes para escucharlo repetidas veces antes de, más o menos, controlar todo lo que contiene.

Básicamente es uno de los mejores ejemplos del característico narcoléptico soul urbano que viene practicando desde sus discos como Hype Williams, aderezado en esta ocasión con la producción de Arca. ‘Meditation’ comienza como un tema de lovers rock, apoyado en sintes atmosféricos lo-fi, y un ritmo amaderado en el que destacan los golpes de bajo, puntuado por inquietantes intromisiones como frenazos, una voz femenina cabreada preguntándose si esto va en serio (¡!) y la voz de Dean Blunt, entre cantando y recitando, hablando de lo que puede hacer con un puñado de dinero (colocarse, llorar…), de la incomprensión de los demás (¡! ¡!) y pidiendo que ‘echen a esas chicas blancas de su casa’.

¿A qué viene el título de ‘Meditation’? Está claro que Dean Blunt sigue jugando / riéndose de los clichés de la música introspectiva y confesional. El tema, en su parte final, parece sumergirse entre la crepitación de un vinilo y un ritmo subacuático, ilustrado por un diálogo en el que destacan los acentos de sus hablantes. Termina la versión vocal de ‘Meditation’ y no se puede evitar seguir escuchando el single en su versión instrumental, escuchados uno detrás del otro provocan un efecto hipnótico, y la versión instrumental permite fijarse más en detalles de producción. Todo parece sostenerse sobre mimbres muy débiles, pero todo encaja. Dean Blunt sigue alimentando el misterio.

Y cuando salga el disco (la próxima semana), hablamos de la portada:

bbf-hosted-by-dj-escrow

Anuncios
Tagged with: , ,

Kristin Kontrol – ‘X-Communicate’

Posted in italo by Iván Conte on marzo 23, 2016

Realmente interesante, el volantazo estilístico de Dee Dee. Pero tengo que explicar por qué me parece tan curioso precisamente a mí. Dum Dum Girls nunca me han llamado la atención, me ha podido el prejuicio de pensar que es el tipo de banda de relleno en webs tipo Pitchfork y festivales tipo Primavera Sound. Esos grupos que nunca conseguirán ocupar las primeras líneas del cartel, y que si te los encuentras en un escenario ni sales huyendo ni tampoco resultan especialmente memorables. No ayudaba el hecho de que se etiquetase a Dum Dum Girls como rock garajero, algo que no me resulta precisamente atractivo.

¿Prejuicios míos, o consecuencia de haber escuchado carretadas de grupos con descripciones similares que no me han dejado ninguna huella? El caso es que estaba yo tranquilamente ignorando a Dum Dum Girls cuando la líder del grupo se descuelga con un impecable ejercicio de revival italo pop. Soy consciente de que muchos podréis decir que también habéis escuchado carretadas de grupos de revival italo-pop en los últimos años sin que os dejen huella (aunque yo creo que si atendemos a una supuesta ratio, ganan los garajeros por goleada). Y es que a mí un italo-pop bien hecho me toca en todos los sitios donde me tiene que tocar, empezando por los pies.

Si hiciésemos una lista con los ingredientes que me espero en un temazo de este estilo, ‘X-Communicate’ consigue poner una cruz al lado de cada uno de ellos; bajos estroboscópicos, atmósfera de frescor veraniego, un hábil estribillo con el puntito justo de euforia, e incluso ese guiño a New Order final que quizás es un poco demasiado obvio. Con géneros que tenemos ya tan codificados es muy difícil escuchar algo publicado ahora y que suene fresco. Hace falta un dominio de la estructura y las dinámicas internas que, al menos en este adelanto hay que reconocer que Kristin Kontrol tiene. Si el resto del disco va a ser así, y como se publicará en mayo, quizás ya tenemos álbum para escuchar en verano. Eso sí, las comparaciones con la Madonna de mediados de los ochenta me resultan un tanto inadecuadas. A mí me recuerda más a… ¡Sandra! (¡Toma guilty pleasure!, su primer álbum me parece estupendo). Ahí van tres minutos y cincuenta segundos de felicidad de discoteca veraniega entre las dos y las cuatro de la madrugada.

Tagged with: ,