Redux

20 LPs del 2011

Posted in Uncategorized by Iván Conte on diciembre 30, 2011

1. PEAKING LIGHTS  – 936

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. RUSTIE – Glass Swords

 

 

 

 

3. ONEOHTRIX POINT NEVER – Replica

 

 

 

 

4. FASENUOVA – A la quinta hoguera

 

 

 

 

5. BORDEN, FERRARO, GODIN, HALO & LOPATIN – FRKWYS Vol. 7

 

 

 

 

6.  GANG GANG DANCE – Eye Contact

 

 

 

 

7. THE WEEKND – House of Balloons

 

 

 

 
 
8. HYPE WILLIAMS – One Nation

 

 

 

 

9. MOON WIRING CLUB – Clutch it Like a Gonk

 

 

 

 

10. CLAMS CASINO – Instrumentals

 

 

 

 

11. JAMES BLAKE – James Blake

 

 

 

 

12. DRAKE – Take Care

 

 

 

 

13. KUEDO – Severant

 

 

 

 

14. PINCH & SHACKLETON – Pinch and Shackleton

 

 

 

 

15. THE CARETAKER – An Empty Bliss Beyond This World

 

 

 

 

16. BRITNEY SPEARS – Femme Fatale

 

 

 

 

17. JON BROOKS – Music for Thomas Carnacki

 

 

 

 

18. TIM HECKER –Ravedeath 1972

 

 

 

 

19. PJ HARVEY – Let England Shake

 

 

 

 

20. TORO Y MOI – Underneath the Pine

Raime “Hennail”

Posted in Uncategorized by Iván Conte on diciembre 29, 2011

Lars Von Trier debería haber escuchado este “Hennail”, el esperado regreso de Raime después de ¡casi un año!, mientras preparaba “Melancholia” –soy de los que opinan que es su mejor film, por cierto- porque los dos cubren un espectro similar de sensaciones mórbidas desde una perspectiva altamente estilizada. Los ingleses, al igual que el danés, ya han demostrado sobradamente su buen hacer en sus respectivos campos, así como una visión pesimista en la que se recrean con evidente placer.

En el caso de Raime, los precedentes son claros: los Joy Division más marmóreos –también en el plano visual: las portadas de los singles de Raime podrían haberlo sido de Joy Division- los claroscuros del entramado rítmico del post-punk-funk, una sensibilidad neogótica y el distanciamiento de la música industrial de finales de los setenta y principios de los ochenta propiciados por su extensivo conocimiento de la historia de la música electrónica británica en las últimas tres décadas, como demuestra, por ejemplo, su mixtape de jungle para Fact de hace unos meses.

“Hennail” funciona tan bien como sus anteriores propuestas debido a la tensión que crean entre la densa oscuridad de sus ambientes y la atención al detalle, entre tenerlo todo atado y dar una sensación de fluidez. Todo está calculado al milímetro, pero no solamente con un afán perfeccionista, sino buscando –y logrando en cada momento- provocar emociones. Lo que transmiten estos dos temas es una sensación de amenaza que busca ser atractiva, algo que, al igual que en el caso del film de Von Trier, tiene interesantes resonancias con una coyuntura histórica que supera con creces aquello de la tensión premilenio. Más que en el horror postapocalíptico, Von Trier y Raime se centran en la belleza preapocalíptica de un mundo postindustrial.