Redux

El post RnB de The Weeknd

Posted in Uncategorized by Iván Conte on junio 20, 2011

Si hay algo que me ha llamado especialmente la atención de este álbum de The Weeknd es que ha consolidado una serie de tendencias muy interesantes en el RnB. Con buena parte del mainstream mirando hacia Europa y  la facilidad con la que un productor puede hacer música con muy buenos resultados en su propia casa, es comprensible que muchas de las propuestas RnB más interesantes del último año provengan del underground. Aquí estoy pensando no solo en los propios The Weeknd sino también en el sello Tri Angle Records, y en ambos casos podemos hablar de formas diferentes de post-RnB. En el caso del sello que ha dado a conocer a Holy Other o How To Dress Well, esto del post-RnB se justifica por experimentar con el género a partir de cambiarle el contexto. Hay que tener en cuenta, en este sentido, que los productores que publican en el sello Tri Angle son blancos y, a juzgar por su música y algunas entrevistas, tímidos hasta lo patológico. Como el cambio de contexto se ve relejado en la música, ha dado lugar a formas nuevas y excitantes. En el caso de The Weeknd, lo suyo sigue más el terreno abierto por Kanye West en 808s and Heartbreak y, sobre todo, Drake en Thank Me Later (dato anecdótico o no: tanto The Weeknd como Drake son canadienses), caracterizado por la languidez y una producción lustrosa e intimista al mismo tiempo. Una característica en común en ambos casos es la ralentización, que desde hace unos años parece ser la norma en la búsqueda de nuevas posibilidades musicales (otros ejemplos irían desde el seminal screwed hip hop hasta el reciente moombahton). En algún momento habrá que analizar en detalle esta ralentización, porque ha supuesto un cambio muy sustancial que es muy tentador poner en relación con la ralentización económica, sobre todo en el caso del RnB, una música que sirvió de banda sonora al triunfalismo económico de la pasada década. En el post-RnB, esta ralentización sirve también para acomodar un giro hacia terrenos más íntimos e incluso de cuestionamiento del ego masculino, como una especie de necesidad de frenar la euforia RnB y hacer así una música más acorde con el momento histórico. Otro aspecto interesante de este replegamiento al underground es que las canciones, como en el caso de las que aparecen en House of Balloons, se vuelven más esquivas, con codas alargadas hasta bordear la digresión, pocos estribillos evidentes, aunque canciones rotundas sí que las hay, como por ejemplo ‘What You Need’, que suena a una mezcla de Sade y Aaliyah producida por James Blake, o la engañosa sensación de subidón de la primera parte de ‘Glass Table Girls’, corregida por la más borrosa coda, mientras que ‘The Party & The After Party’ cuenta con uno de los pocos estribillos claros del disco.

Otro aspecto que tienen en común Tri Angle y The Weeknd es el giro hacia escenarios de interiores, frente al RnB anterior y sus connotaciones urbanas, callejeras. En Tri Angle el espacio más importante es el dormitorio, en el que se escenifican la soledad y alienación contemporáneas. En el caso de The Weeknd, nos encontramos con espacios interiores sofisticados pero fríos, algo que viene muy reforzado por la cuidada estética que acompaña a su música. La música de The Weeknd recuerda a las películas de Michael Mann, y en ambos casos hay un interés por reflejar en los interiores urbanos modernos la incomunicación.

Con este escenario de fondo, no es de extrañar que las relaciones humanas en el disco de The Weeknd sean esporádicas, superficiales y sórdidas. A esta impresión ayuda uno de los aspectos más acertados del disco: si el lugar es un interior de un edificio moderno, amueblado de manera impersonal, el tiempo es ese momento justo antes de amanecer, en el que la fiesta ha terminado y el cansancio y los remordimientos de conciencia subrayan la soledad, algo evidente leyendo simplemente títulos de canciones como ‘The Morning’, ‘Coming Down’ (estas dos con interesantes elementos ambient) o ‘The Party & the After Party’.  Ambos aspectos, el lujo inmobiliario y el final de la noche con las fiestas en estado comatoso, musicalmente están representados por ritmos aletargados y suaves colchones sintéticos, que de vez en cuando se ven alterados por sonidos más crudos, incluso algún que otro dron. Mientras tanto la voz, que ocasionalmente se sumerge en efectos dando una apariencia fantasmagórica, funciona como la mejor representación del ego resquebrajado. En ocasiones la voz adquiere un tono  de cansancio vital, en otras se vuelve más confesional, subrayado por los órganos en ‘High For This’ o ‘The Party & The After Party’ Si hay algo que tienen en común tanto la voz como la música es la falta de resolución de la tensión creada, no hay momentos realmente climáticos, y los que lo parecen, como en ‘High For This’, son más bien anticlimáticos.

A pesar de todo, ‘House of Balloons’ no es un disco perfecto, muchas de las guitarras del disco no acaban de funcionar con la misma capacidad de fascinación que el resto de los elementos, e incluso llegan a lastrar algún tema, por eso, va a ser interesante ver por dónde tira The Weeknd en sus próximos lanzamientos anunciados para este mismo año. De todos modos, su capacidad para evocar un tiempo y un lugar tan concretos y simbólicos hace que el disco, en los tramos en los que funciona a pleno rendimiento –en realidad, la mayoría- sea uno de los momentos  clave de lo que llevamos de año.

Anuncios

15 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El Sueño said, on junio 23, 2011 at 2:47 am

    como se nota que no has escuchado R&B en tu vida …

  2. anhh said, on junio 23, 2011 at 9:14 am

    Siendo menos abrasivos de un modo gratuito, sigo pensando que el enfoque de esta entrada, compartida con toda una serie de artículos o posts anteriores, sigue siendo un tanto ridículo. Si cambiamos el “underground” usado aquí, por un “R&B-indie”, donde no queremos referirnos a los minúsculos sellos del mundo que se dedican a producir R&B más allá de lo que haga la gran industria sino a indies haciendo R&B para salvarlo, creo que la imagen no puede ser más ridícula o en cierto modo racista.

    http://indiernb.tumblr.com/

    También resulta curiosa la fijación de ciertos artistas del post-dubstep por utilizar samples de R&B, algo que resulta menos curioso o novedoso de lo que parece si uno ha mirado por ejemplo Wikipedia para ver los samples que Burial usó en sus discos.

  3. Iván Conte said, on junio 23, 2011 at 3:08 pm

    anhh, no era mi intención dar a entender una superioridad del underground, más bien lo que quería decir es que últimamente el RnB mainstream me da la impresión que está algo estancado, lejos de la creatividad de la última década, y a la vez en el underground cada vez sale más gente que obviamente ha crecido escuchando RnB y ahora está dando su propia versión de él, estéticamente alejada de lo que podríamos aceptar como RnB canónico (si aceptamos que tal tontería existe 😉 ) y que a mí me parece muy interesante . Es en este sentido que ahora mismo el underground me parece más interesante que el mainstream, pero en el caso particular del RnB es la primera vez que me ocurre y sinceramente me gustaría que el mainstream recuperase la vitalidad de hace unos años, porque me parece el motor creativo más interesante de la última década.

    El sueño, si explicas un poco por qué crees que se nota que no he escuchado RnB en mi vida, intentaré defenderme 😉

  4. El Sueño said, on junio 24, 2011 at 1:33 pm

    “RnB mainstream me da la impresión que está algo estancado” no te defiendas, esto lo dice todo … me reitero, se nota que no has escuchado R&B en tu vida ( con todo mis respetos .. no pasa nada, no se puede estar a todo jeje)

    me parece bien que te quieras pronunciar sobre algo de lo que las revistas hablan, pero por favor, documentate que es tu trabajo si te calificas como “periodista musical” …

  5. iván Conte said, on junio 24, 2011 at 2:42 pm

    Hombre, pues claro que me defenderé ¡que para eso es mi blog! 😉
    Por supuesto que no se puede estar a todo, pero aunque no te lo creas, a mí me ha tocado aguantar a muchos pesados protestándome porque pinchaba R&B cuando ellos querían escuchar música de guitarras.

    Veo que lo que te ha molestado es que en mi opinión el R&B ahora mismo no me parezca tan interesante como el de hace algunos años. Por supuesto es algo matizable y debatible, a mí me encantaría debatirlo contigo con argumentos y ejemplos, no lanzándonos los trastos a la cabeza. Tampoco es que me disguste todo el R&B actual: los discos de The-Dream y Drake están entre mis favoritos del año pasado. Simplemente hay cosas que no me resultan atractivas: El giro hacia el euro dance de, por ejemplo, Rihanna -aún así ‘What’s My Name’ me parece buenísimo- y la insistencia en general en el ritmo 4×4 hacen que eche de menos la época en la que los singles de R&B te sorprendían por su creatividad rítmica o el uso original de las voces -incluso me gusta el Autotune. Cualquier estilo de música pasa por momentos más o menos interesantes, es algo natural.

    Por cierto, yo nunca me he calificado como crítico musical. Mi descripción en twitter dice: ‘profesor, blogger, y colaborador ocasional en Playground’. En este caso el orden de los factores sí altera el producto. Profesionalmente soy profesor, en mis ratos libres escribo sobre música en este blog y de vez en cuando me piden que escriba algo para una revista. Y de nuevo, aunque no te lo creas, detrás de esta entrada hay muchas horas de preparación, que ahora veo que mejor habría usado bebiendo cervezas, tomando el sol o haciendo sudokus 😉

  6. iván Conte said, on junio 24, 2011 at 2:44 pm

    No soy el único que lo piensa: ‘on ‘the death of hip-hop’ in 2009: its exhaustion as a creative and market force was evidenced by the fact “that rap producers are abandoning swing and syncopation for more pulse-based club rhythms (house/trance/electro-pop), resulting in a shift to a European rather than African-American feel”, demonstrated by Flo Rida’s Hi-NRG sampling ‘Right Round’, a track with one hell of a soar.’
    que dice hip hop pero podría decir perfectamente R&B, teniendo en cuenta que poco más adelante usa a Jennifer Lopez como ejemplo.
    http://thequietus.com/articles/06073-a-plague-of-soars-warps-in-the-fabric-of-pop

  7. manni said, on junio 24, 2011 at 2:56 pm

    “a la vez en el underground cada vez sale más gente que obviamente ha crecido escuchando RnB y ahora está dando su propia versión de él”

    Esto es un absoluto delirio de tu parte. sólo si te has creído las chorradas del menda de how to dress well – que lleva tanto r&b encima como los fleet foxes- puedes afirmar algo así. estas gentes no son más que cool hunters de ocasión que han amanecido al r&b no hace más que un par de temporadas, en consonancia con la creciente tendencia a la captura indyamiguista del género en ciertos círculos de tastemakers con relativo predicamento en la red. vamos, que en medio de su periplo por sacudirse la indefinición identitaria estos niñatos se han leído algunos threads entusiastas en ilm y ¡mira por donde! han decidido que el r&b repentinamente rulea.

    Y conste que algunos de ellos me gustan hasta determinado punto, pero así de literal es la forma en que se construyen los ciclos de vida de esta clase de bandas: por espasmos momentaneos de entusiasmo que les llevan a explorar tendencias de una manera semi virginal y que luego terminan por diluirse tan rápido como llegaron. no hay mayor profundidad que esta suerte de diletancia compartida en sus planteos. escucha con atención a cualquiera de ellos, no debería ser tan difícil realizar una suerte de juego de “spot the reference” más o menos preciso con sus influencias reales. Aaliyah? R. Kelly? ni modo, por más covers dubitativos que se empeñen en desmentirlo.

  8. iván Conte said, on junio 24, 2011 at 3:08 pm

    ¿Estamos jugando la carta de la autenticidad R&B frente a las hordas invasoras, entonces?

  9. manni said, on junio 24, 2011 at 4:16 pm

    Pues no. Sólo cuestionamos que tags como *post/indie r&b* se utilicen con liviandad frente a músicas cuyas conexiones con el género son cuanto menos ténues -o directamente inexistentes en muchos casos- lo cual parece responder apenas a la afiebrada voluntad de ciertos escribas por imaginar planteamientos sonoros que la realidad de esas propuestas luego desmiente. Es otra de tantas maneras de mal educar a un público que podría acercarse al r&b sin necesidad de sucedáneos impuestos por el capricho de las clasificaciones azarosas. ningún problema con el disco de The Weeknd en este caso, que repito me ha gustado.

  10. Iván Conte said, on junio 24, 2011 at 4:54 pm

    Buenos argumentos, manni, de hecho los que más me han hecho pensar de todo este -por otra parte estimulante, es bueno que le pongan a uno de vez en cuando contra las cuerdas- hilo de comentarios. A mí cualquier cosa que se escape de la fórmula indie de grupo de blancos -normalmente hombres y normalmente con barbas (Fleet Foxes!!!)- tocando guitarras me parece buena y saludable. Lo mismo vale para Talking Heads que para Vampire Weekend o How To Dress Well, más allá de que todas estas propuestas tengan cosas discutibles en su relación con las músicas -negras- de las que toman prestado. Está claro que Tri Angle es un sello de indie por su, ejem, sensibilidad (la timidez y esas cosas), pero yo sí me creo que su interés por el R&B es genuino y me interesa cómo lo están interpretando a su manera, me gusta que les de igual que no tengan los conocimientos técnicos o los medios a su disposición para hacer R&B ortodoxo y hagan un poco lo que puedan.
    Por otra parte, no estoy de acuerdo en lo de maleducar al público, más bien creo que Tri Angle Records puede ayudar a romper prejuicios, que lamentablemente siguen existiendo.
    Un saludo!

  11. El Sueño said, on junio 24, 2011 at 8:29 pm

    Manni, gracias, has escrito mis pensamientos …

  12. b0rjax said, on julio 20, 2011 at 11:25 pm

    Iván, por donde andas?

    No dejes que esta panda de aprieta-tuercas apague la llama!!!

  13. albertoandfriends said, on septiembre 14, 2011 at 5:54 pm

    Lo mismo digo. Es una lástima no saber nada de la increíble verdad desde hace tiempo. Si vuelves aquí estaremos.

    • Yay said, on noviembre 17, 2011 at 10:09 pm

      Cuando salieron Clouddead pasó un poco lo mismo pero en otro rollo. Era una banda de hip hop o no? Aunque en el momento de disfrutar de la musica me da lo mismo…es interesante plantearse estas cuestiones. Yo creo que no lo eran: tenían otros elementos que condicionaban su música ( el ambient en el primero y otros frikismos en el segundo disco) más importantes que sus conexiones con el rap, el cual, por otro lado, tampoco sabría decir que elementos lo definen en esencia. En How to dress well yo lo veo claro, para mí eso no R&B, por muchas melodías a lo Aaliyah que se intuyan… Hay algo distinto que determina la experiencia de la escucha y que me hace sentir diferente a cuando escucho r&b de toda la vida…Con The Weeknd, no sé… a lo mejor me flipo pero me recuerdan a Portishead.

  14. Rnb | TagHall said, on marzo 6, 2012 at 7:48 pm

    […] embeddedWidth: "425", themeCSS: "" }); . Sobre RNB « Rodrigo Bertin Comic Art . El post RnB de The Weeknd « La increíble verdad Redux . DJ NEXXA Hip Hop vs RnB « DjNexxa […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: