Redux

Kate Bush – ‘Director’s Cut’

Posted in Uncategorized by Iván Conte on mayo 30, 2011

Llega un momento en la trayectoria de cierto tipo de músico con éxito mainstream en el que el público deja de prestar atención. En estos casos, normalmente tras unos años de silencio y sobre todo cuando la inspiración ha desaparecido, se suele optar por un grandes éxitos o, en el peor de los casos, por uno de esos horrorosos discos de versiones orquestales, inútiles artefactos burgueses. Afortunadamente Kate Bush siempre ha jugado en otra liga. Puede que ya no tenga el éxito comercial de los ochenta, pero ninguno de sus discos ha sido recibido con indiferencia por el público, y los años de silencio se deben probablemente a una mayor precaución a la hora de dar un nuevo paso, sobre todo tras la decepción que supuso The Red Shoes. Precisamente a este disco y al anterior vuelve la cantante inglesa en Director´s Cut, para darles una nueva oportunidad a unos buenos temas ahogados en una producción que ha soportado muy mal el paso del tiempo. La jugada  le ha salido bastante bien porque ha aprovechado la ocasión para añadirles nuevos matices que permiten, en cierto modo, hablar de Director’s Cut como de un disco nuevo.

Sin duda lo más llamativo del disco es la ‘colaboración’ de James Joyce. Kate Bush por fin ha conseguido, como era su intención desde el principio, los derechos para usar las palabras finales del Ulysses en su canción ‘The Sensual World’, aquí rebautizada como ‘Flower of the Mountain’. Bush ha elegido una parte del Ulysses que le viene como anillo al dedo; es la parte en la que Joyce dio un paso de gigante para el modernismo literario sacando el máximo partido a la técnica del stream of consciousness para canalizar en palabras el desestructurado, improvisado, pensamiento de Molly Bloom en los instantes anteriores al sueño –¿literatura hipnagógica?- cargado de imágenes sensuales y sexuales. En boca de Kate Bush, estas palabras se convierten en otra de sus celebraciones del deseo femenino que evitan poner a la mujer como objeto pasivo. La sensualidad se subraya de manera estupenda con el exotismo presente en las referencias a la tradición morisca andaluza en la letra y las reminiscencias celtas en la música, recreando un ambiente de ensoñación y fábula, ese mundo sensual al que se hace referencia en el estribillo.

Otro de los temas destacados es ‘Deeper Understanding’, elegido como primer single sin ninguna duda por lo premonitorio de su mensaje alertando acerca de la alienación e incomunicación provocadas por la tecnología. Algo curioso en esta nueva versión es el uso del Autotune en el estribillo, una de las poquísimas licencias a las nuevas tecnologías que se ha permitido Kate Bush en este disco. Esto es algo llamativo si tenemos en cuenta que hasta Hounds of Love sus discos se beneficiaban precisamente por su interés por sacar el máximo partido a los avances tecnológicos en cuanto a producción y sonido. Quizás porque como esa misma tecnología último modelo se volvió en su contra en los dos discos aquí reconstruidos ha optado ahora por prescindir de la mayor parte de elementos digitales en favor de un sonido analógico en busca de la calidez que les falta a las versiones originales. Otro de los aspectos más llamativos de ‘Deeper Understanding’ es que la coda instrumental dura algo más, de modo que ahora suena más que nunca a la música de David Sylvian o Talk Talk de finales de los ochenta.

Aparte de la reforzada calidez presente en todo el disco, y que beneficia a canciones como ‘The Red Shoes’, que aquí suenan más tensas y redondas, es muy evidente también un cambio de tono, visible sobre todo en la voz. Este es, en mi opinión, el aspecto más interesante del disco. Kate Bush ha decidido regrabar las voces, subrayando en vez de ocultando los cambios que la edad ha producido en ella, desprendiéndose de la teatralidad y el dramatismo de los ochenta en favor de un carácter más meditativo y sereno, que hace que el gran tema del disco sea la aceptación de hacerse mayor y el caracter reflexivo que las experiencias vitales proporcionan. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, en ‘This Woman’s Work’, una canción originalmente escrita para aparecer en la película ‘She’s Having A Baby’ de John Hughes y que aquí nunca llega a explotar como en la versión publicada en los ochenta, optando en cambio por alargarla hasta los seis minutos con un tono más introspectivo y un uso de los silencios más sutil, casi ambiental.  Así es como ‘Director’s Cut’ evita jugar la carta de la nostalgia. Bush mira hacia atrás, pero para reafirmar su actual punto de vista, sabe que su voz ha cambiado, y junto a su voz también ha cambiado su perspectiva sobre el mundo, que se cuela inevitablemente en estas reconstrucciones de canciones que ya originalmente trataban sobre pequeñas epifanías sobre el amor, las relaciones humanas, la sexualidad o la paternidad, pero que aquí intercambian el aire de excitado descubrimiento de las originales en favor de un caracter más reflexivo a toro pasado.

‘Director’s Cut’ nos recuerda que, aunque Bush no esté tan activa como en los ochenta, está lejos de acomodarse y de dar su carrera por terminada. Estas nuevas versiones no son un intento de llegar a un público más joven sino una sutil nueva vuelta de tuerca a su sonido. Ahora a esperar ese disco totalmente nuevo que ya está preparando.

Anuncios

Gang Gang Dance – Eye Contact

Posted in Uncategorized by Iván Conte on mayo 16, 2011

Muchos ya habréis leído la crítica en Playground, pero todavía no había avisado por aquí, y así aprovecho para recomendaros también el estupendo directo que han grabado para su sello, 4AD, el directo al completo se debería encontrar en este link, pero la página del sello lleva varios días funcionando mal, así que si no os funciona podéis probar a ver ‘Mindkilla’ aquí.

Screwed italo mixtape para L’apartament18

Posted in Uncategorized by Iván Conte on mayo 14, 2011

Pues lo que dice el título, una mixtape con temas de italo convenientemente ralentizados, con la particularidad de que la mixtape -y las ralentizaciones, las ha hecho un servidor a petición del blog L’apartament18. La verdad es que me lo he pasado muy bien haciendo esta mixtape, aunque os aviso que no tengo ni idea de mezclar ni lo pretendo. Aquí la diversión estuvo en buscar temas que funcionasen tan bien o incluso mejor ralentizados, al final me dejé llevar y creo que por cada tema que aparece finalmente en la mixtape probé otros veinte que descarté. Ante todo quería una mixtape entretenida y divertida. A ver qué os parece. La portada es la que veis aquí debajo, pero para ver el tracklist y el enlace a Soundcloud tendréis que pasaros por el blog L’apartament18, que por algo fue su encargado quien me la pidió, y a quien mando desde aquí un saludo.

Música política

Posted in Uncategorized by Iván Conte on mayo 1, 2011

Coincidiendo con el interés que tengo por conectar el resurgimiento del gótico a ambos lados del atlántico con las lóbregas perspectivas de futuro, sobre todo con motivo de la edición de la última, y de nuevo excelente, referencia del ya imprescindible sello Blackest Ever Black, me encontré con la crítica en la Wire de este interesante libro

y de ahí, saltando de enlace a enlace por la web a partir de la web del autor de este libro, acabé encontrando esta recopilación de textos sobre las protestas en Inglaterra, y que incluye valiosos artículos como el de Dan Hancox sobre el uso del clásico del grime Pow en las mencionadas protestas.

El texto -en origen una entrada en el blog de Dan Hancox- está lleno de información interesante, como cuando da una lista de las canciones que sonaron cuando un adolescente enchufó su Blackberry a un amplificador y se organizó una mini-rave improvisada -no es un detalle a pasar por alto el uso de las nuevas tecnologías en este sentido para facilitar que esto ocurra, por cierto- en la que sonaron temas de Elephant Man, Rihanna o Donaeo, pero sobre todo el ‘Pow’ de Lethal Bizzle que llegó a sonar hasta tres veces seguidas en la manifestación que describe Dan Hancox en su texto. Aunque lo más interesante es cuando clava uno de los factores clave en el éxito de la música política:

De lo que los manifestantes más veteranos no se dan cuenta con frecuencia  […] es de que la música más poderosamente política es la que no es explícitamente, en las letras, política: ‘No tiene que ver con el contenido, tiene que ver con la energia’, tal y como dijo el MC de grime MC Tempz cuando le conté que sus canciones se estaban convirtiendo en la banda sonora de las protestas.

Estoy totalmente de acuerdo, más que una letra es esa capacidad de la música para capturar o catalizar un sentimiento común de protesta, rabia o desazón. Y por tanto, a veces tampoco está en las intenciones de los músicos que su música tenga un impacto político de algún tipo pero aún así para algunos oyentes inevitablemente en la música se filtra el contexto aún cuando para otros estas resonancias no se producen. Así que puede que la música editada por Blackest Ever Black no tenga intenciones políticas, pero en mi caso me resulta casi inevitable escucharla sin tener en cuenta el pesimismo acerca del futuro, es algo que de hecho creo que magnifica su impacto, aún a pesar de que en este caso particular buena parte del interés reside en haber conseguido resucitar el gótico como estética sonora sin que suene a cliché, en parte porque se nota que grupos como Raime o Tropic of Cancer han escuchado mucho ambient y drones  además de post-punk oscuro.