Redux

How to Dress Well – Love Remains (Tri Angle, 2011. Reedición)

Posted in Uncategorized by Iván Conte on marzo 20, 2011

Llevaba tiempo queriendo hablar de este disco, aunque no me he decidido hasta esta semana, porque ha sido en estos días cuando lo he vuelto a escuchar con frecuencia, alternándolo con el nuevo de Britney Spears. De hecho creo que es muy recomendable escucharlo junto a un disco de RnB de la pasada década, quizás algo de Cassie, el nombre de culto en el sello Tri Angle Records que es el que se ha encargado de reeditar en Europa el primer disco de How to Dress Well.

Tarde o temprano tenía que salir un disco así, un disco que reflejase el impacto y vitalidad del omnipresente RnB estadounidense de la última década, tan lleno de ideas sonoras capaces de estimular la imaginación de gente como Tom Krell –el hombre detrás de este proyecto- hasta el punto de animarlos a ofrecer su propia visión, profundamente desfigurada, del mismo. Una visión necesariamente distorsionada por la abismal diferencia en el presupuesto, pero claro, es esa óptica degradada precisamente lo que hace interesante a este disco.

En las primeras escuchas destaca, curiosamente, la práctica ausencia de ritmos, salvo en temas como ‘Endless Rain’, lo que provoca que se tenga la sensación de que a estas canciones les falta algo, quizás ese contacto humano que la voz de Krell parece anhelar con su entrega sin reservas. A cambio del ritmo, tenemos texturas ambient, envueltas en reverb y delay hasta la distorsión, enmarcadas por la aguda voz y por el bajo, omnipresente en el disco, ambos aspectos evidencian que Tom Krell es también plenamente consciente de la evolución de la música electrónica en la última década.Esto, además, contribuye a crear una atmósfera enrarecida porque, si el fondo sonoro no suena muy RnB, las melodías vocales sí que son inmediatamente reconocibles como tales. En algunas ocasiones estas canciones incluso suenan muy cercanas a las de sus referentes, como en el caso de ‘Can’t See My Own Face’ que suena a Brian Eno produciendo a Destiny’s Child, o del tema más inmediato del disco, ese tremendo ‘You Won’t Need Me Where I’m Going’ que parecería una maqueta para el Justified de Justin Timberlake de no ser por lo oscuro de la letra. El proceso de transformación del RnB no es solo sonoro, ya que Krell ha salido airoso de la tarea de transformar una música eminentemente extrovertida en algo capaz de canalizar unos sentimientos que son precisamente los opuestos, de introspección y ansiedad por conectar con otra gente.

En general, lo que hace How to Dress Well -¿post-rnb?, aunque el propio Krell habla de post-pop en esta entrevista en Fact– es de esas cosas que nunca pensarías que funcionarían hasta que las escuchas,  y hacen lo que debería hacerse más a menudo: intentar responder desde el underground a los estímulos más interesantes de entre los que estamos expuestos a diario en el mainstream.

Volviendo al tema de la voz, la de Krell debe tanto a las divas del r’n’b como a Panda Bear, y es que este disco pertenece claramente a una etapa post Person Pitch, no solo en lo angelical de las voces, sino en una estética sonora formada por capas y loops muy atenta a lo que se está haciendo en la música electrónica. Así, por ejemplo, ‘Escape Before the Rain’ suena parecido a algunas cosas de Tim Hecker. Y no solo es este un disco que suena totalmente contemporáneo debido a la influencia del segundo disco de Panda Bear, sino porque su temática y estética visual tienen que ver con el renacido gusto por la oscuridad existencial y porque el hecho de que sus canciones suenen como retales a medio recordar de inexistentes éxitos RnB hace que el asunto de la memoria también esté muy presente. Por último, su reedición en Tri Angle Records es todo un acierto y tiene algo de declaración de intenciones para un sello cuyo jefe está claramente obsesionado  -y no me extraña- con el RnB. Por este camino deberían salir todavía más cosas interesantes, hay que estar atentos.

 

 

Anuncios

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Iván Conte said, on marzo 20, 2011 at 8:41 pm

    Dos notas a pie de página
    1- ¿Es ‘Person Pitch’ el disco más ‘importante’ de los últimos años?
    2- Por el suelo mi propósito de hace unas semanas de no hacer tantas comparaciones en las críticas, jajaja.

  2. tortu said, on marzo 21, 2011 at 7:24 pm

    Pendientes del nuevo. Aunque todo hace presagiar que no va a ser nada del otro mundo

  3. Iván Conte said, on marzo 23, 2011 at 11:43 pm

    Muy bueno, oiga!

  4. tortu said, on marzo 24, 2011 at 6:08 pm

    Siento disentir.

  5. B0rjaX said, on marzo 28, 2011 at 10:14 pm

    Este disco me impresionó. Desde entonces veo al r’n’b con otros ojos.

  6. B0rjaX said, on marzo 28, 2011 at 10:15 pm

    Con los mismos ojos, queria decir hehe

  7. Kicks said, on abril 4, 2011 at 4:32 pm

    “¿Es ‘Person Pitch’ el disco más ‘importante’ de los últimos años?”

    Mmmh… puede ser. Al menos de los más influyentes. Yo pensaba que el ‘Merriweather Post Pavilion’ iba a marcar más, pero grupos influidos por Animal Collective ya existían antes. De hecho parece como que después de ese disco hayan dejado de surgir grupos con su sonido. En mi opinión creo que tendría que ver con que el ‘MPP’ salió con la aureola de “disco definitivo” y así se ha quedado. Además, por proponer un sonido difícil de conseguir…

    En cambio, creo que ‘Person Pitch’ proponía nuevas puertas por las que pasar que finalmente han abierto grupos en la órbita del chillwave y así.

    Joer, menuda parrafada me ha salido al final, jajajja

  8. Iván said, on abril 4, 2011 at 9:55 pm

    Es justamente a lo que me refería con esa pregunta retórica 🙂
    ¿has escuchado el nuevo? Las mezclas finales añaden cambios a vece muy significativos frente a las versiones que ya habíamos escuchado en los singles anteriores. A ver qué tal con las escuchas.

  9. Kicks said, on abril 5, 2011 at 8:47 am

    Sí, efectivamente, es a lo que te referías, pero quería mencionar el ‘MPP’ en todo este tinglado por ser el disco “que se esperaba” (o al menos algunos esperaban) de la banda madre. Por cierto, a mí me encanta. Además, me parece muy clarividente del estado actual de muchas cosas: ante el desajuste brutal con el que nos encontramos cada día, la vuelta al hogar y a la familia es una posibilidad cada vez más tenida en cuenta. Eso sí, más cobarde y dejando de lado lo comunitario y lo social como parte de la solución del problema.

    El último lo escuché ayer un par de veces. La verdad es que no tenía especial interés en el disco, creía que me iba a decepcionar, pero ayer me sorprendió bastante (para bien, se entiende) y quiero darle más escuchas. Pero sí, así de primeras, muy pero que muy buena impresión.

    ¿Podrá escribir sin soltar rollacos? jaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: