Redux

Jon Brooks – Music for Thomas Carnacki

Posted in hauntology, LPs by Iván Conte on febrero 9, 2011

En su evocación fantástica de añejas y fallidas utopías británicas, de futuros que podrían haber sido nuestro presente y que nos resultan a la vez familiares e inquietantemente extraños,  la hauntology siempre tiene algún paralelismo con el steampunk, aspecto subrayado sobre todo por la discografía de Moon Wiring Club, no por casualidad autor de la fantasmagórica y excelente portada de este disco de John Brooks (más conocido por su alias The Advisory Circle), que es la segunda referencia del sello Cafe Kaputt, comandado por el propio Brooks, esta conexión también está muy presente. O más bien habría que decir que lo que evocan Jon Brooks o Moon Wiring Club es el período eduardiano, fascinado  por la electricidad y el optimismo social y recordado ahora nostálgicamente como una breve época de esplendor antes de las dos guerras mundiales. También es la época en la que proliferaron autores infantiles como JM Barrie, hasta el punto de que la idea de la infancia perdida británica –antes de las guerras, antes de la pérdida del imperio-  también se asocia con esta época. La hauntology desde el principio se postuló como una exploración de los recuerdos de infancia de una generación de ingleses que fueron niños en los setenta y que crecieron fascinados por los extraños sonidos electrónicos que se podían escuchar en series y programas de información pública de la BBC. La extrañeza que les provocaban esos sonidos es usada ahora para recrearse en presentes alternativos, y en este sentido no resulta extraña esta subrama eduardiana dentro de la hauntology. La conexión, en el caso de este disco de Jon Brooks, tiene que ver con el hecho de que se trata de una revisión de la figura literaria de Thomas Carnacki, protagonista de una serie de historias cortas escritas por William Hope Hodgson centradas en tramas detectivescas con aspectos sobrenaturales. Esto explica el uso espectral que se hace de la electrónica en este disco, e incluso de instrumentos como el piano, y que también se puede relacionar con la visión entre atraída y desconfiada que provocaba la electricidad en aquella época, la misma evocada por la library music del BBC Radiophonic Workshop unas décadas más tarde.

Como ilustración sonora de una época y en particular de estos relatos pertenecientes al género de la literatura popular fantástica, Music For Thomas Carnacki funciona a la perfección. La corta duración de los temas, pocos superan los tres minutos, remite a la idea de banda sonora incidental, de modo que muchos de estos cortes se encargan de crear atmósferas entre preciosistas y tenebrosas, con algún momento destacado por su emotividad –sobre todo en los temas con piano- e incluso algún apunte melódico (‘There And Somewhat Free’, ‘House Among the Laurels’, ‘Moontime the Embankment’ o la semioculta melodía de ‘An Expiration of Sorts’ son buenos ejemplos). Las excepciones las encontramos precisamente en algunos de los momentos más destacados del disco, como los más de cinco minutos pulsantes y orquestales de ‘Carnacki Theme Three’, A pesar de contar con 28 cortes, el disco se escucha muy bien de un tirón, y es de hecho una nueva joya de la hauntology.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: