Redux

Salem – King Night

Posted in LPs, witch house by Iván Conte on noviembre 14, 2010

El debut en formato LP del trío estadounidense Salem es la culminación de un proceso que les ha llevado a ser los abanderados de una nueva etiqueta, llamada witch house, que explora un territorio virgen entre el shoegaze y el rap sureño. Si  no los has escuchado nunca, y esta descripción de su sonido te parece sorprendente, no es de extrañar: es lo que debería ocurrir y sobre esa base se cimenta buena parte del impacto que están causando con un sonido saturado de sintes-apisonadora, bajas frecuencias, distorsión y ritmos inspirados por el ralentizamiento del tempo hip hop propiciado por  DJ Screw, el fallecido productor de rap sureño que se ha convertido en la figura más influyente en la música estadounidense de los últimos años –recordemos que él es también una de las principales fuentes de inspiración para Daniel Lopatin (Oneohtrix Point Never, Games).

La sorpresa, por tanto, es una consecuencia de la solidez del resultado, que tan solo resbala un poco cuando se arrancan a rapear en ‘Sick’ o ‘Trapdoor’, haciendo que esos temas se acerquen peligrosamente a una parodia del arrastrado fraseo característico del rap sureño. Algo que, por cierto, ha provocado acusaciones de racismo sobre el grupo por reírse de la música negra. Acusaciones comprensibles pero que en este caso me parecen injustas, pues su flow, aunque torpe, nace de la admiración. No es la única controversia en la que se han visto envueltos, teniendo en cuenta sus tortuosas biografías y el hecho de que sus ininteligibles letras han sido interpretadas como una glorificación a la violencia –algo que ellos ya han negado en entrevistas.

Pero no es conveniente que estas polémicas, que con el tiempo se olvidan, condicionen la apreciación de su música y las ya innegables ondas expansivas que está causando con un sonido que es como una losa wagneriana, solamente aligerada por la ensoñadora voz de la cantante, en la onda del sello 4AD, que es otro de los grandes referentes estéticos no solo de ellos sino de un buen montón de bandas del underground estadounidense. Añadamos a la lista de referencias el carácter emborronado y etéreo de Flying Saucer Attack, cuyo shoegaze fue reivindicado por Joseph Stannard en el número de septiembre de The Wire como uno de los referentes clave de las nuevas ideas que se están moviendo en la música en la actualidad.

En definitiva, el valor de Salem reside en revelar con claridad cómo esta combinación de influencias ha dado lugar a algo nuevo, dándole entidad mediante un álbum sólido de principio a fin, en ocasiones tan mórbido y subyugante como el black metal, e igualmente físico e imponente. Si acaso el único problema es que, como consecuencia de esta fascinación por la oscuridad, King Night acaba convirtiéndose en un disco al que uno solo se acerca cuando está de humor para ello, ya que la atmósfera asfixiante termina por provocar las ganas de escuchar algo más ligero, solo en parte paliadas dentro del mismo disco por el carácter soñador de alguna textura, sobre todo en el caso de las voces.

Por supuesto, no falta quien señala la oscuridad de su música como un reflejo de la sociedad actual, aunque creo que ahora mismo es difícil sacar conclusione sociológicas, habría que esperar a tener un poco de perspectiva para ello. Lo que sí que esta claro es, porque la estética ya lleva unos años extendiéndose con perseverancia, que la ralentización como técnica y estética le viene a la perfección a un momento histórico en el que tantos avances -sociales, económicos, etc-  se han visto, y se verán durante mucho tiempo, frenados hasta el paroxismo.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] This post was mentioned on Twitter by nacho saski, IVAN CONTE. IVAN CONTE said: https://laincreibleverdad.wordpress.com/2010/11/14/salem-king-night/ […]

  2. enpunto said, on noviembre 27, 2010 at 8:14 pm

    Exacto, aquí el agente a tener en cuenta es el sonido de Houston.

    Parece evidente que, cuando una sociedad global marca patrones estéticos a seguir, ésta empieza a obsesionarse con todo aquél que hace un sonido diferente. Una especie de “ungoogle man o band” es motivo de admiración por su independencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: