Redux

Games – That We Can Play

Posted in electrónica, EPs, pop, pop electrónico by Iván Conte on noviembre 9, 2010

En los primeros segundos de de ‘Strawberry Skies’, la canción que abre este EP de Games, suenan unos sintes sobre un fondo como de lluvia cayendo y una voz sampleada. Por unos momentos parece que la canción va a irse por los derroteros sintéticos planeadores de Oneohtrix Point Never. Pero no tarda en entrar un ritmo reminiscente del mismo italo disco sobre el que gente como Sally Shapiro han construido en los últimos años una más que sólida carrera. Este tema inicial suena a Sandra producida por Jan Hammer, comparación nada gratuita si se tiene en cuenta que a la primera ya la metieron en un par de aquellas mixtapes en las que ralentizaban éxitos de los ochenta y que fue la banda sonora indiscutible de mi verano 2010. El segundo es una referencia clave, pues es en su estudio donde el dúo formado por Daniel Lopatin y Joel Ford está grabando su primer LP que, a la vista de lo escuchado aquí, va a ser uno de los más esperados del 2011.

Por supuesto, lo que redime a Games al igual que a otros compañeros de viaje hipnagógico es la absoluta falta de ironía –esa peste- en su mirada a una zona de los ochenta que hasta ahora había estado vedada al underground. Aunque ya se intuía el gusto por las lustradas producciones mainstream de los años ochenta en la música de Oneohtrix Point Never, el carácter eminentemente experimental de este proyecto había impedido que aflorase, salvo en puntuales casos, la vena más luminosa y melódica. Por eso, a Daniel Lopatin hay que darle el crédito que se merece por moverse igual de cómodo en ambientes experimentales como en el pop con mayúsculas reflejado en Games, un pop que parece querer continuar donde el New Pop lo había dejado a mediados de los ochenta, inyectando ideas nuevas en un formato inmediatamente reconocible por cualquier oyente habitual de emisoras FM.

Además de la ausencia de ironía, lo que permite en última instancia separar a Games del kitsch en el 2010 es el hecho de que este dúo surge bajo la sombra de DJ Screw, quizás el músico más influyente de los últimos años. De DJ Screw viene, como ya sabréis de sobra, la idea de ralentizar los temas escogidos en las mixtapes, permitiendo que salgan a la luz detalles que permanecían escondidos hasta entonces. Y es ahí, en ese terreno abierto por la ralentización, donde reside el encanto de Games, un proyecto que ha cogido sonidos que nadie quería y, influido por el hip hop, le ha dado la vuelta a muchas ideas preconcebidas acerca del mainstream en los ochenta –con el precedente, durante la década pasada, de nombres como Daft Punk o Ariel Pink que ayudaron a muchos a allanar el camino-, asimilado finalmente como una fuente de sonidos excitantes.

That We Can Play es más inmediato y resultón que su single de debut, publicado también en este 2010. Aquí suenan más centrados, se lanzan directamente a levantar una estética propia a partir de su arsenal de sintes analógicos y líneas melódicas memorables desde la primera escucha como la de la adictiva ‘Planet Party’ o la extática ‘Shadows in Bloom’. Un par de remezclas cierran el lote sin desentonar en absoluto con el tono de los temas precedentes, y confirmando, en el caso de ‘It Was Never Meant To Be’, su potencial en las pistas de baile. Irresistible.

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: