Redux

El regreso del soul psicodélico

Posted in hip hop, lecturas recomendadas by Iván Conte on julio 10, 2009

kanye_kaws_2funkadelic

But Sa-Ra are not alone: it is possible to hear their music as the culmination of an anti-gangsta tendency – including J Dilla, OutKast and Kanye West – that has quietly coalesced in hip-hop over the past decade. In fact, it is difficult to classify West’s last album, 808s and Heartbreak (2008), with its strange electronic melancholy and uncanny auto-tuned singing, as straightforwardly a hip-hop record at all. Instead, West and Sa-Ra are perhaps best considered a return to psychedelic soul, the genre synthesised from out-there rock, jazz and funk by Sly Stone and developed by the Motown sonic conceptualist Norman Whitfield in his experimental productions for the Temptations and the Undisputed Truth.

Quien dice esto es Mark Fisher en este magnífico artículo, en el que desarrolla la idea básica detrás de su crítica al disco de Sa-Ra en The Wire, acerca de cómo la psicodelía está presente en Outkast, J-Dilla, Kanye West y Sa-Ra y cómo estos son exponentes de una alternativa al gangsta rap, cuyas conexiones con el neoliberalismo también son trazadas en este artículo. Si esto significa que en los próximos meses veremos algún disco más que vaya en la dirección de liberar la mente para que el culo la siga -a la manera de Funkadelic / Parliament– por mí encantado, y no es que el gangsta rap me haya parecido un horror -me parece un género sintomático del neoliberalismo, no una simple celebración del mismo, y pensar que genera violencia es pensar de una manera paternalista; si yo no me he puesto a pegar tiros tras escuchar a Dr Dre, ¿por qué debería pensar que un chaval negro lo va a hacer? Me parece muy simplista pensar que el gangsta hip hop es la causa de males sociales.  De todos modos, los cuatro nombres mencionados por Fisher forman un poker de lujo para la música negra de esta década. Es imposible entender los 00 sin discos como Stankonia, Donuts o 808s and Heartbreak, y tiene sentido agruparlos.

Por cierto, al artículo llegué a través del twitter de anhh.

Anuncios

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. anhh said, on julio 10, 2009 at 3:45 pm

    Creo que K-Punk se refiere a cierta sucesión de canciones y discos durante los 70 sobre los que Peter Shapiro lleva escribiendo bastantes años. Transcribo la ultima versión (en “Turn The Beat Around”) y la cuelgo por aquí en un archivo de texto. Merece bastante la pena.

  2. Ivan said, on julio 10, 2009 at 3:56 pm

    Lo espero con ganas!

  3. funkfow said, on julio 10, 2009 at 5:44 pm

    Norman Whitfield es DIOS. un genio que sacó lo mejor de los Temptations (su etapa sicodélica) y que llenaba de clase y experimentación todo lo que tocaba sin dejar de ser funky.

    808s and Heartbreaks es una puta basura, joder.

  4. anhh said, on julio 11, 2009 at 5:18 pm

    Bueno, perdón por las posibles erratas y fallos (humanos y del teclado). Aquí está el texto. La mayoría de las canciones se pueden encontrar en su versión original en YouTube (una de los Isley Brothers está en directo), pero hay dos sobre las que se habla a fondo que no encontré allí. Las pongo aquí (aunque la segunda no es la segunda parte que viene en el texto…) Por cierto, he cambiado un tanto de idea sobre el disco de Sa-Ra mientras iba visitando o revisitando estas canciones. Desde luego parecía menos frío, más “natural”.

  5. Iván Conte said, on julio 11, 2009 at 10:33 pm

    Buf, qué currazo copiar todo eso, anhh… vaya, muchísimas gracias, me pongo ya mismo con él.

    A mí el disco de Sa-Ra no me entró a la primera, lo que creo que me pasó es que el tono es -en apariencia- distanciado, como tú dices, pero en cuanto las piezas empiezan a encajar, es un disco que engancha y tiene muchas sorpresas guardadas.

    Lo dicho, me pongo con lo de Shapiro.

  6. Iván Conte said, on julio 11, 2009 at 10:35 pm

    ¡Anda, si ya conocía el texto! está en ‘Undercurrents’, la recopilación de artículos de The Wire. En cualquier caso, el que has subido parece mucho más largo, así que me leeré tu versión de todos modos.

  7. anhh said, on julio 11, 2009 at 11:52 pm

    Ya había dicho que llevaba escribiendo un tiempo el mismo artículo…:)

  8. Ivan said, on julio 12, 2009 at 12:08 am

    No es el único, sin ir más lejos el artículo de Mark Fisher en el New Statesman es una versión más pulida de su crítica al disco de Sa-Ra en The Wire -¿la tienes, la quieres?- aunque lo de Shapiro va más allá, buena parte del artículo es exactamente igual. En cualquier caso, ya lo he terminado y he escuchado buena parte de las canciones, lo mejor es que me han entrado ganas de escuchar de nuevo el disco de Sa-Ra en este contexto, porque seguro que encontraré en él todavía más cosas. No recordaba, eso sí, que lo del cuestionamiento de la masculinidad afroamericana empezó así y en ese contexto, luego vendrían Prince, Cameo, Kanye West, etc. También me gustó mucho la oportuna aparición sorpresa de Michael Jackson en el artículo, como el nuevo icono de inocencia para que la gente se sienta bien consigo misma entre tanto soul paranóico.
    Muy bien todo, un artículo de lectura obligada.

    Por cierto, ¿te ha llegado ya Loops? yo estoy con él y me está gustando mucho más de lo que pensaba en un principio – el índice no me entusiasmó precisamente.

  9. anhh said, on julio 12, 2009 at 12:32 pm

    En realidad, más o menos, es algo que hace todo el mundo. Además en la época de los blogs y demás uno siempre tiene opiniones medio formadas de todo dispuestas a reciclar siempre que aparezca la ocasión (esta última frase es un ejemplo). Mark Fisher además está pescando en aquel hilo de Dissensus sobre Animal Collective y la música de la era Obama y en la(s) entrada(s) de Simon Reynolds en su blog. También es cierto que la música que estaba escuchando últimamente era precisamente esta (soul paranoico de los 70, northern soul, etc.) y bueno, un día se equivocó y publicó un borrador en su blog en lugar del artículo que pensaba escribir y era bastante curioso. Se pueden encontrar algunos de sus primeros textos todavía por internet y eran collages de citas de diversa procedencia (textos filosóficos, novelas, comics, cine, etc.) chocando unos contra otros. El borrador era un poco eso, ir anotando los nudos o los puntos a los que quería llegar para después elaborarlos en un texto. La idea sobre el hip-hop y el neoliberalismo ya la llevaba repitiendo bastante tiempo. Tampoco estoy tan seguro de las bondades de los discos que él o tú propones, al menos como una idea de “nueva psicodelia” o digamos, la tradición “experimental” de la música pop afroamericana. También es curioso que los cuatro discos que mencionas sean obras de productores cuya situación financiera era boyante o al menos, estable. Ningún outsider. No lo digo como algo malo, de hecho creo que es un paralelismo más adecuado con algunos de los nombres mencionados en el artículo. No se, tengo que darle todavía unas cuantas vueltas a esto.

    Lo que encontré en el disco de Sa-Ra después de las otras escuchas, fue una distancia frente a lo que parece a primera vista (digamos, en plan grueso, wonky + crate digging) con todos los cambios de estilo y muchos elementos claramente subrayados, para encontrar más cohesión en la producción, más detalles en esta, menos vistosos, menos espectaculares, más sutiles que se aproximaban a aquellas producciones, es decir un verdadero cariño y no una mera obsesión por la música “citada”. Y lo que antes parecía un pastiche, lo era menos.

    Loops no me ha llegado todavía. Lo pedí a Domino directamente. Tampoco estoy demasiado seguro sobre si es un problema de Correos por aquí o si forma parte del caos por allí. Junto con eso pedí otras cosas a otro par de tiendas y un disco ha llegado a las dos semanas y otro todavía no ha aparecido (aunque ya he leído a otra gente que pidió lo mismo en la misma tienda y sí les había llegado). De todas maneras se puede leer la mitad del número en Exact Editions (tienes que entrar por la página de la revista y dar una dirección de correo electrónico, y antes de enviar, marcar la casilla para que no añadan a la lista de correo de Domino o de Faber). Ya lo he “descargado” (guardar la página, borrar el resto de los archivos salvo la imagen de la página, etc.) y supongo que después me pongo. A decir verdad los primeros artículos en principio no son los que me interesan más (serían los de Ingram, Reynolds, Young y Dayal), pero creo que es un poco como la idea que tenían en la revista Collapse: si te comprabas la revista sólo por un artículo al final acababas encontrando los demás. Además supongo que tiene un poco de las dudas de los primeros números de una revista: probar muchas cosas aunque parezcan antagónicas y después las cosas se irán aposentando y tomando una personalidad. En la presente forma, aparte de lo obvio (varios de los autores han publicado libros con la editorial de la revista), es un poco una mezcla formal entre Yeti (sin el CD) y los libros de la serie “Best Music Writing” (sin la función recopiladora, claro). Y lo digo sin haber comprado ningún número de Yeti, porque sólo me atraen algunos artículos (y ese puede ser el problema de Loops en el futuro).

  10. Estabiel said, on julio 12, 2009 at 2:42 pm

    Mientras leía el texto de Fisher, más que a Kanye West, en la mente tenía el “Beauty And The Beat” de Edan, un disco que para mí refleja fielmente el espíritu de Sly Stone.

  11. Ivanr said, on julio 12, 2009 at 5:20 pm

    Yo tampoco veo la conexión entre Kanye y Sly, cierto. Eso sí, a Kanye se le menciona como participante en el debate de la masculinidad negra, no como reflejo de Sly Stone. El disco de Edan no lo he escuchado, me pongo con él hoy mismo.

    Del primer número de Loops ya hablaré cuando lo termine, de momento la mayor pega que le pongo es que hay más de uno y de dos artículos que en realidad son adelantos de libros. El artículo de Simon Reynolds está normalito, el de Rob Young es una maravilla -se anuncia libro suyo sobre el folk británico. En cualquier caso está superando mis expectativas. A ver cómo evoluciona.

    anhh, me he puesto con el ‘More Brilliant than the Sun’ de Kodwo Eshun, gracias por la copia, pensé que nunca iba a leerlo!!!
    Hay una cosa en la introducción que no puedo evitar citar aquí porque creo que tiene resonancia con lo del soul paranóico. Curiosamente, es una idea a la que llevaba tiempo dándole vueltas, y de hecho la menciono en un artículo sobre blogs de música africana que saldrá en un futuro número de Ladinamo. Pero claro, Kodwo lo explica mucho mejor:

    ‘Disco remains the moment when Black Music falls from the grace of gospel tradition into the metronomic assembly line. Ignoring that disco is therefore audibly where the 21st Century begins, 9 out of 10 cultural critics prefer their black popculture humanist, and emphatically 19th C. […] Allergic to cybersonic if not to sonic technology, mainstream American media – in its drive to banish alienation, and to recover a sense of the whole human being through belief systems that talk to the ‘real you’ – compulsively deletes any intimation of an AfroDiasporic futurism.’

    Shapiro establece una conexión clara entre la deshumanización postsoul de la música disco y la alienación psicodélica del soul paranóico, de modo que igual la caída de la tradición gospel/humanista de la música negra se produce, en realidad, con Sly Stone, Whitfield y compañía. Al fin y al cabo paranoia, alienación y futurismo suelen ir de la mano y son característicos de músicas como el dancehall jamaicano o el gangsta rap con las que muchos defensores de la Tradición Humanista Negra tienen problemas.
    Será interesante ver en qué medida el afrofuturismo postsoul de Kodwo Eshun se aplica al disco de Sa-Ra.

  12. funkfow said, on julio 13, 2009 at 12:34 am

    ¿deshumanización postsoul de la música disco?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: