Redux

Muere Michael Jackson

Posted in Uncategorized by Iván Conte on junio 26, 2009

03_rock_with_you

Más sobre la crítica musical

Posted in lecturas recomendadas, revistas by Iván Conte on junio 24, 2009

A continuación, una serie de cosas sobre las que pensé mientras leía este texto de Esteban Hernández (escribe en La Vanguardia / Ruta 66) al cual llegué a través del foro del Primavera Sound

Uno de los puntos principales en este artículo es el de la menor influencia que puede llegar a tener hoy en día un crítico musical. Creo que es realmente difícil saber a ciencia cierta si todavía existen nombres reconocidos y cuyo criterio es seguido con atención por un gran número de gente. Lo que veo es que más que hablar de la opinión de un crítico en particular se habla de la opinión de un medio. Una crítica escrita en Pitchfork parece que no representa al crítico sino la opinión en conjunto de sus redactores, algo que parece fomentado desde dentro y que provoca que digamos que la pitchfork puso bien a tal o cual disco, como ocurre en menor medida en España con el Rockdelux pero mientras en el caso de esta revista creo que a todos nos salen por lo menos media docena de nombres y qué tipo de música les gusta a cada uno  ¿Quién es capaz de citar nombres de los críticos de la Pitchfork? Yo me acuerdo de Joe Tangari, pero porque él suele hablar de discos de música africana tema sobre el que estuve leyendo muchas cosas para un artículo que publiqué el año pasado y para otro que saldrá después del verano en Ladinamo sobre blogs de música africana. Y si cuentan las columnas, recuerdo los nombres de aquellos que tratan sobre territorios afines a los de este blog como por ejemplo Philip Sherburne (electrónica) o Martin Clark (grime y dubstep) pero vaya, que no tengo para nada claro quienes son los nombres que encumbraron a Arcade Fire, Animal Collective o Dirty Projects.

En cualquier caso, creo que la falta de influencia no es algo negativo sino, como comenta Esteban Hernández, liberador. El papel de guía de las masas me parece desagradable, y al menos yo espero de un crítico que más que guiarme me haga pensar. Hernández habla de dos posibles objetivos de la crítica musical; influir o entretener. Aparte de que tengo la sensación de que los pone como opciones opuestas, cuando no lo son en absoluto, sí que es cierto que últimamente vemos en los medios generalistas un cierto énfasis en el entretenimiento, ¿o acaso Carlos Boyero, por ejemplo, no hace una crítica-espectáculo? En cualquier caso, me decanto por pensar que una crítica que hace pensar influye y entretiene de manera inevitable, aunque no persiga estos dos objetivos.

Otro tipo de critica mencionado en este artículo es la crítica impresionista, basada en metáforas que intenten explicar la respuesta emocional del crítico hacia el disco. No es un mal camino, pero hay que hacerlo muy bien para que la defensa o crítica del disco se base en algo más que un criterio caprichoso. Es tremendamente complejo explicar cómo nuestro cerebro reacciona a la música que escuchamos, y plantearse la crítica como un análisis de por qué reaccionamos como reaccionamos ante el disco de Sonic Youth, por ejemplo, abre, cuando se hace bien, muchas vías muy interesantes que tienen que ver con nuestros prejuicios, la posición social en la que nos situamos como oyentes, etc. De hecho, yo quiero pensar que me acerco a los discos con el mínimo de ideas preconcebidas –algo imposible, algo que desmonta también las demandas de objetividad que algunos reclaman de la crítica, una demanda que por cierto yo siempre he pensado que se lanza contra aquellos críticos que tienen una opinión diferente a la nuestra. La crítica debería, efectivamente, basarse en la escucha detenida del disco y sacar conclusiones a partir de nuestras reacciones. Pero claro, un disco nunca se puede escuchar abstrayéndonos de su contexto, y en esto estoy totalmente de acuerdo con Hernández cuando dice que la música surge de un tiempo y un espacio que suelen darle su sentido. Por enlazar este último argumento con el debate sobre el último disco de Sonic Youth, la respuesta que me produce su último disco es de deja vu y aburrimiento precisamente porque es música que se publica fuera de su tiempo y de su espacio. Muchas veces, sobre todo cuando este tipo de crítica que contextualiza la música se presenta con cierta ambición, la reacción que provoca es de rechazo y oímos los típicos comentarios de que ‘es solamente música, no hay que darle más vueltas’, algo que, simplemente, es una falsedad; al hacer y al escuchar un disco intervienen los mismos procesos de codificación y descodificación de códigos de todo tipo (lingüísticos, culturales, etc) que cuando empleamos una lengua (¿les suena Roman Jakobson?) y no se debería tener miedo al ridículo por hablar de este tipo de cosas a propósito de un disco. Si a alguien le parece mal que se tome este punto de vista es preocupante, porque suele implicar que el sujeto en cuestión piensa que tiene una relación ‘pura’ con la música, natural, sin complicaciones, algo que es también falso. Y en definitiva, si vamos a hablar de música, por lo menos hay que decir algo interesante y me parece más valioso no tenerle miedo al componente teórico en la crítica.

Uf, ya he escrito más de lo que tenía pensado. Lo dejo aquí por hoy.

The Wire y Loops; la crítica musical más ambiciosa

Posted in lecturas recomendadas, revistas by Iván Conte on junio 23, 2009

Cuando hablamos en este blog, hace unas semanas, acerca de para qué sirve la crítica musical en el momento presente, una de los puntos recurrentes tenía que ver con la posibilidad que debería aprovechar la prensa escrita de suplir su incapacidad de seguir el presente a la misma velocidad que los medios electrónicos con artículos en profundidad, sin los límites de espacio de dos o tres páginas que suelen imponerse para intentar embutir cuantos más artículos sobre grupos y cantantes con disco nuevo como sea posible. The Wire es el ejemplo recurrente de revista que ya hace esto, de modo que creo que a mucha gente le interesará una oferta que han puesto en su web de cuatro números por 15 libras (doce si estas subscrito) más gastos de envío. La única pega es que no se pueden elegir los cuatro números que quieras, sino los cuatro que ellos han decidido (ver foto más abajo) pero me va a resultar difícil resistirme porque no tengo ninguno de estos números y en ellos hay artículos sobre Miles Davis, Rhythm & Sound, Fennesz, Lightning Bolt, Melvins, etc así como reportajes sobre deejays jamaicanos y el hip hop tejano. Los cuatro números vienen acompañados de cd.
Tapper Bundle236-244-262-274
Aunque el verdadero motivo de esta entrada es la próxima publicación del primer número de Loops una nueva ‘revista’  -lo pongo entre comillas porque va a tener más de 200 páginas- auspiciada por la editorial Faber and Faber y el sello Domino Records, anhh la mencionó el otro día en los comentarios de este blog, y hoy Simon Reynolds -uno de los autores de uno de los artículos de este primer número da más detalles acerca de los contenidos. Aquí más información, y aquí la página web de esta nueva publicación, en la que de momento no hay nada pero que en el futuro alojará contenidos extra.

Loops_coverhighres

J Dilla – Dillanthology Vol 1

Posted in hip hop by Iván Conte on junio 22, 2009

Si el pasado año el disco de Flying Lotus fue el encargado de continuar el trabajo de J Dilla, este año les toca a Sa-Ra Creative Partners hacer lo propio. Atentos a su inminente disco, titulado Nuclear Evolution – The Age of Love, porque apunta a ser uno de los más celebrados del año. Este pasado fin de semana he empezado a escucharlo, pero no hablaré de él por aquí hasta dentro de unos días -es un disco doble y no conviene apresurarse, es de esos discos que revelan más y más cosas con las escuchas. Bueno, en realidad tampoco voy a hablar de J Dilla, porque hace solo unos días que Simon Reynolds lo hizo en The Guardian, porque en el número 290 de The Wire podéis encontrar un artículo magnífico sobre la trayectoria y sorprendente evolución del  fallecido productor y supongo que porque hablaré de él cuando hable del disco de Sa-Ra Creative Partners. ¿Y por qué esta entrada, entonces? Muy fácil; aunque ya conocía casi todos los cortes del recopilatorio Dillanthology Vol 1, es un auténtico placer escuchar seguidas las once canciones aquí incluídas. Al recopilatorio se le puede acusar de escueto, pero como su obra sigue siendo una de las más influyentes en estos momentos, y en definitiva como es casi imposible terminar el disco y no volver a ponerlo desde el principio, necesitaba al menos mencionarlo por aquí y recomendarlo por si todavía queda algún rezagado que no se haya acercado a la obra de un productor cuya prematura muerte ha provocado que su influencia se extienda de manera, hasta el momento, imparable en el terreno del hip hop independiente -que no indie!.

The Pharcyde – ‘Runnin’


Common – ‘The Light’

Tagged with:

Lecturas recomendadas: Wonky – soft synths

Posted in lecturas recomendadas, wonky by Iván Conte on junio 18, 2009

En este interesante  artículo de Simon Reynolds para el periódico The Guardian, en el que resume los motivos de la influencia que J Dilla ejerce actualmente sobre la música,  el crítico inglés aprovecha para señalar las conexiones entre Dilla y el wonky. Dicha conexión reside en el característico sonido resbaladizo de los sintes, algo que tiene que ver con los conocidos como soft synths, que permiten  conseguir que los teclados suenen inestables sin hacer que la programación sea una pesadilla. Reynolds cita al bloguero, crítico y ahora también músico Woebot para señalar como estos dispositivos están marcando algunas de las producciones más interesantes en el terreno de la música electrónica.  No hace falta recordar que uno de los elementos más importantes en la evolución de la música electrónica tiene que ver con los progresos tecnológicos, sobre todo cuando estos facilitan la vida a los productores, así que me parece que está claro, tal y como señala Matthew Ingram que lo que tienen en común la mayoría de productores etiquetados como wonky es precisamente el uso de soft synths o tácticas similares. El que la identidad del wonky resida en el uso de los soft synths explica también que el wonky no esté radicado en un lugar geográfico concreto. Esta parece ser una explicación muy plausible de la originalidad del wonky, y si se confirma que los productores están recurriendo a este tipo de cosas, imagino que tenemos wonky para rato, al menos hasta que se exploren las posibilidades que ofrece la facilidad de juguetear con los sintes como si estuviesemos ante los botones de un sinte analógico.

Lecturas recomendadas: palos para Sonic Youth

Posted in Uncategorized by Iván Conte on junio 18, 2009

Sonic Youth han publicado un disco más, pero la noticia es que nunca antes se habían alzado tantas voces en contra de la banda neoyorquina a propósito de la publicación de un nuevo disco suyo. El último lugar en el que he leído opiniones encontradas ha sido en esta entrada de César Estabiel en Música en la mochila. En los comentarios, Víctor Lenore recuerda una comparación de los Youth con Dire Straits, y esto me ha recordado esta entrada en el blog de Mark Fisher, que contiene una comparación muy parecida:

how can a group that is “combining and recombining previously-deployed moves into technically ‘new’ but very familiar shapes” be effectively differentiated from Status Quo?

Lo cierto es que a mí también me ha dado muchísima pereza ponerme con su último álbum, porque sabía perfectamente que es lo que me iba a encontrar, y eso es algo que ya he escuchado más veces y mejor en otras ocasiones. No solo eso, que Sonic Youth suenen inofensivos y acomodados, dando a su público lo que este espera de ellos, va en contra de los motivos que hicieron de los primeros discos de la banda algo excitante e impredecible, es eso lo que hace que las comparaciones con Dire Straits o Status Quo no sean una boutade sino algo dolorosamente cierto.  Cito de nuevo la entrada de Mark Fisher, porque en mi opinión la clava:

It hardly needs pointing out that if there is a mainstream now, it is alternative rock – not only the manifestly appalling mealy-conservatism of BritIndie, but also and especially, the ostensibly more experimental likes of Sonic Youth, which is now actually “experimental” in terms of brand identification, not in terms of any formal properties.

Tagged with:

Joker and Ginz ‘Purple City’ / ‘Re Up’

Posted in hardcore continuum, purple by Iván Conte on junio 17, 2009

Como ya he hablado de Joker un par de veces en lo que va de año, y seguramente lo volveré a hacer antes de que termine el 2009, esta vez solo voy a decir que este nuevo 12″ contiene ‘Purple City’, una canción ni más ni menos buena que ‘Digidesign’ o ‘Do It’, y por tanto candidata, al igual que las que acabo de mencionar, a canción del año.

¿Hay una escena en Barcelona?

Posted in Uncategorized by Iván Conte on junio 15, 2009

FACT le ha metido un gol a la prensa española publicando un artículo sobre las actividades relacionadas con la música electrónica británica en la ciudad catalana. Es un buen, ambicioso artículo, pese a cosas que no me gustaron demasiado como por ejemplo sugerir que en Barcelona es difícil estar triste ‘cuando hay un loro en el balcón y una banda de salsa al final de tu calle’ (ya, ya sé que el tono es irónico, ¡pero aún asi!).

Lo que sí consigue es señalar una serie de locales y de nombres que son los que están cimentando las posibilidades de una escena, en el sentido de fiestas y sobre todo un público fiel y, parece ser, en aumento. En semana santa, una amiga de Barcelona precisamente me comentaba lo que está pasando. Sin ir más lejos, un fin de semana después de aquella conversación actuaba Joker, en una actuación poco menos que histórica si aceptamos que el 2009, de momento, está siendo suyo sin dificultades. Tan solo unos días antes, había actuado Zomby, el gran productor del 2008.  En aquella ocasión no pude ir porque la semana santa había disparado los precios de los transportes.

La afluencia en su momento de máximo esplendor de jóvenes productores británicos más allá del Sónar es una señal inequívoca de que algo está pasando. Este domingo, por ejemplo, estará por allí Hudson Mohawke, y la mala suerte quiere que tampoco pueda ir debido a que tengo una boda el sábado. En cualquier caso, dejo el flyer por si hay alguien a quien le interesa.

n109676562173_9125

Y, por supuesto, las felicitaciones por el artículo tienen que ir a la gente de Plat du Jour, fiesta en la que tienen un papel muy importante algunos lectores de este blog y vecinos blogueros y responsables últimos de este artículo. El próximo 18 de junio celebran una fiesta off-Sonar en la que estará otro productor favoritísimo de este blog como es  Flying Lotus. Especialmente interesante resulta que se distancien en el artículo de la revista FACT de ese público autoconsciente e irónico con el que muchos asociamos, desde fuera y seguro que en parte injustamente -solo en parte- con Barcelona. Como la orientación de estas fiestas está muy cercana a la de este blog, realmente me gustaría que todo esto fuese a más, ojalá que así sea. Para celebrarlo, me permito enlazar aquí el estupendo mix que K**O -búsquenlo en los comentarios de este blog- ha hecho en exclusiva para FACT, con el tracklist que podéis leer aquí debajo.

kigo-square

1. Joker “Do It” (Kapsize)

2. JME “Shut Up And Dance” (Boy Better Know)

3. Lil Silva “Funky Flex” (White)

4. Emvee “Glitch Dub” (Wireblock)

5. R1 Ryders “Rubberband VIP” (R1 Ryders)

6. Hard House Banton “Sirens” (Spoilt Rotten)

7. SLK “Hype! Hype!” (Smoove)

8. Busy Signal “The Grades” (Stainless)

9. Bok Bok “No Need To Front 2009” (Dress 2 Sweat)

10. Jimmy Jones “Watch Out For The Big Girl” (Unruly)

11. Blackfinger “UMF (Supra1 Remix)” (Trouble & Bass)

12. D1 “Ongie Bongie” (Tempa)

13. Qualifide “Lego” (White)

14. Moves!!! “Playaz” (Dress 2 Sweat)

15. Terror Danjah “Jelly Bean” (After Shock)

16. Snoop Dogg feat. R. Kelly “That´s That” (Geffen)

King Midas Sound ‘Dub Heavy – Hearts and Ghosts EP’

Posted in dubstep, hauntology by Iván Conte on junio 12, 2009

hdb021

El otro día quise pinchar la remezcla que Dabrye ha hecho de uno de los temas de King Midas Sound, aparecida en la anterior referencia del proyecto de KevinThe BugMartin junto al vocalista Roger Robinson en el sello Hyperdub, y me encontré con que el vinilo está doblado y la aguja no para de saltar. A los que alguna vez les haya pasado esto os imaginaréis el disgusto que me llevé, no sé si tendrá que ver con el hecho curioso de que casi todos los singles de Hyperdub tienen el agujero un poquito más pequeño de lo deseable, y de este modo hay que hacer algo de fuerza para insertarlos en el tocadiscos, supongo que la suficiente para que pasen cosas de este tipo ¡cuidado!

En fin, menos mal que ese single sigue estando disponible en algunas tiendas online, y que además el sello de Kode9 acaba de publicar otro 12” del dúo. Mientras que en el anterior EP aparecían remezclas de temas que supongo que estarán incluidos en el LP que Martin y Robinson publicarán durante este año, en Dub Heavy – Hearts and Ghosts EP nos encontramos con versiones dub. Por supuesto, el dub siempre ha sido un ingrediente básico en todos los proyectos de Kevin Martin, así que si en este lanzamiento se ha decidido a subrayar esta técnica, y si tenemos en cuenta su identidad musical, supongo que no es una sorpresa que los reverbs, ecos, delays y demás estrategias conduzcan a un sonido que no puede ser más neblinoso y cavernoso. La portada refleja muy bien el tono físico y amenazador de la música contenida en estos tres cortes, resultado de la mezcla de sonidos orgánicos -¡esa batería que suena pesada como el plomo!- y digitales. El dub demostró que existe un público atraído por la inseguridad, dijo Martin en una ocasión, y este EP, completamente empapado en miedo, sale en un momento muy oportuno, debido a las inseguridades y miedos provocados por el nuevo mapa político europeo y pseudo-amenazas como la de la pandemia de la gripe. Esteticamente el conjunto recuerda a Scientist, quien también se caracterizó por una estética excesiva en cuanto a peso de los bajos o acumulación de ecos, y también empleó los códigos del terror como referente para interpretar su dub, de manera muy evidente en títulos como Scientis Rids the World of the Evil Curse of the Vampires (por cierto, magnífico disco). La presencia de la palabra ‘ghost’ en el título también permite encajar este single en la discusión de la hauntology, sobre todo por la importancia que últimamente da Kevin Martin a texturas como la crepitación de los vinilos. Quizás el gran perjudicado aquí es Roger Robinson, cuya voz solo se atisba entre el maremoto sonoro en dos de los tres cortes, aunque la pista vocal de ‘Ting Dub’ ya la conocíamos porque es la que aparecía en la remezcla de Dabrye que se puede escuchar en el ‘Cool Out EP’. Kevin Martin sigue siendo un músico fuera de norma, y cada vez hay más ganas de escuchar su LP como King Midas Sound, en el que es de esperar que explore su lado más reposado pero igualmente matizado.

Mavado ‘Mr Brooks…A Better Tomorrow’

Posted in bashment, dancehall, reggae, Uncategorized by Iván Conte on junio 10, 2009

Mr-Brooks…A-Better-Tomorrow-by-Mavado_YwC6LerTGpQx_full

Mavado, a sus 26 años, es una de las más sólidas estrellas jamaicanas de los últimos años. Su crédito está firmemente asentado gracias a una colección de singles sin tacha y a un primer álbum, titulado Gangsta For Live – The Symphony of David Brooks, al que ahora sigue este Mr Brooks – A Better Tomorrow. Buena parte de su segundo disco está constituido por material que sus seguidores ya conocen, incluyendo singles anteriores como ‘Overcome’ y ‘On The Rock’, este último uno de los éxitos más rotundos del año pasado en la isla caribeña, que incluso conoció remezcla de Jay-Z y versión pro-Obama. Quizás por esto, y porque el mercado jamaicano se sigue nutriendo básicamente de singles y riddims con múltiples versiones a cargo de diferentes vocalistas, es de suponer que este lanzamiento está dirigido en parte a un público internacional.

Lo que hace al también conocido como Gully God tan especial es su estilo vocal, inmediatamente reconocible y que, sin embargo, continúa sorprendiendo con cada tema que saca. Englobado dentro del estilo denominado singjay, en el que los vocalistas logran fusionar el toasting y formas de cantar más convencionales obteniendo resultados muy originales. En el caso particular de Mavado, su voz representa la dualidad que marca a su carrera y que le hace tan representativo de la música jamaicana ahora mismo, visible si comparamos las portadas de sus dos LPs o sus títulos. En efecto, Mavado mezcla en sus letras, y sobre todo en su interpretación vocal, la actitud gangsta con la espiritualidad, una contradicción que a estas alturas no extraña a ningún seguidor de la música jamaicana. El que su voz represente tan bien esta dualidad se explica en parte en su biografía, ya que aunque comenzó cantando en iglesias, su mentor y ejemplo fue Bounty Killer, y en los últimos años famoso –y controvertido- ha sido su enfrentamiento con Vybz Kartel, otro de los grandes nombres de la nueva generación de vocalistas jamaicanos. Así, su voz, siempre exuberante, suena entre agresiva, y dolida,  y, lo más curioso de todo, en la mayor parte de los casos con una limpieza inaudita en un contexto en el que la rugosidad y la extravagancia son casi la norma, capaz de transmitir una gran amplitud de emociones aún sin prestar atención a las letras.

Mr Brooks – A Better Tomorrow pone el énfasis, como se puede intuir por su título y su portada, en su lado más espiritual e incluso en ocasiones se deja entrever algo de optimismo más que refrescante en la viciada atmósfera del dancehall y el bashment jamaicano. Este ligero cambio de rumbo ya estaba presente en los singles editados durante el 2008, y fue un aspecto muy señalado en todas las críticas.  Pero Mavado no se olvida de su lado gangsta y justo es decir que algunos de los momentos álgidos de este estupendo disco pertenecen a este otro lado suyo. Eso sí, conviene recordar que no es que tenga doble personalidad ni nada por el estilo, porque precisamente el atractivo de su personalidad reside en cómo ha sabido conjugar ambos aspectos sin sonar forzado en ningún momento. Es más, su logro ha sido el de reflejar en su interpretación vocal la compleja y contradictoria realidad jamaicana.

Contundente y al grano, tan solo dos de los cortes del disco son interludios, y tan apenas hay colaboraciones. Esto es Mavado y punto, una colección de canciones en las que el de Kingston acomoda su voz a distintos ritmos, tensando y destensando su voz para acoplarse a las bases, buena parte de las cuales están hechas por Stephen McGregor. La constante es el dramatismo cinematográfico –de cine de acción, claro-, un tono de frialdad metalizada y algún -puntual- toque cercano al R’n’B, en los coros por ejemplo, que, curiosamente, hace que, salvando todas las distancias, me acuerde de la producción del discutido úlitmo disco de Kanye West.  Mavado también ha contado con equipos de producción como el de Daseca, con los que ya ha colaborado antes, en temas como ‘Every Situation’ y ‘Don’t Worry’, mientras que en la magnifica ‘So Special’ canta sobre uno de los riddims más celebrados del pasado año, llamado ‘Unfinished Business’ y producido por Linton TJ White. *. En este corte a quien me recuerda es al primer Dizzee Rascal, al de ‘Boy in Da Corner’. En realidad, la comparación con el primer vocalista y productor londinense de grime me parece muy interesante, pues en ambos casos podemos escuchar una personalidad vocal apabullante, con unas bases que suenan futuristas, agresivas pero disfrutables.

Es difícil destacar un puñado de temas, aquellos que no me entraron a las primeras escuchas –llevo escuchando el disco un par de meses ya- ahora me parece que están muy bien. Sin embargo, es inevitable fijarse en el arrollador comienzo, enlazando ‘On The Rock’, ‘So Special’ y ‘So Blessed’, esta última producida con McGregar con un uso estupendo de trompeta, piano y autotune como aderezos de los habituales, cortantes y gélidos pero bailables sintes que recorren el disco. No nos engañemos, la vitalidad del dancehall sigue estando en los singles y las múltiples interpretaciones de los riddims, pero este disco es un hito por reflejar a una de las estrellas indiscutibles de los últimos tiempos en Jamaica en plena forma, y por ser la mejor puerta de entrada que existe en estos momentos para acercarse a la situación social y musical de la isla caribeña en el 2009, muy distinta pero al mismo tiempo conectada con la imagen más extendida de la música jamaicana, la de la música reggae previa a la eclosión del dancehall en los ochenta.

* Casi todos los cortes del disco son interpretaciones de Mavado sobre riddims. Por si alguien no tiene claro lo que es un riddim, os recomiendo la correspondiente entrada en la Wikipedia, en donde también podemos encontrar una lista de los productores de cada una de las canciones de cada disco, así como el nombre del riddim empleado en cada caso.