Redux

Entrevista a Animal Collective

Posted in entrevistas by Iván Conte on marzo 16, 2009

1228858285940_f

Esta es la entrevista completa que le hice a Geologist para el número de febrero de la revista Go. Brian Weitz respondió a estas preguntas desde Escocia y por teléfono.

¿Cuánto tiempo dedicáis a trabajar vuestros discos en el estudio?

Normalmente estamos alrededor de un mes en el estudio, trabajando con las diferentes pistas. El tiempo depende de lo que queramos hacer con las canciones, si queremos que suene tal y como la tocamos en directo o si nos queremos dar más libertad a la hora de grabar la canción. Con este disco definitivamente queríamos que fuese un álbum de estudio, hicimos mucha pre-producción, a partir de lo que habíamos obtenido de tocar las canciones en directo. Fue un proceso muy divertido.

Una diferencia destacable entre vuestro Strawberry Jam y Merriweather Post Pavillion es el espacio sonoro que han cedido por las guitarras a los instrumentos electrónicos. ¿A qué se debió este cambio?

En Strawberry Jam la guitarra todavía era el principal instrumento compositivo, es un disco mucho más cercano a Feels, David es el principal compositor en estos dos discos, y se empezó a sentir un poco estancado y empezó a investigar en cosas como los loops y los smaples como punto de partida para desarrllar el proceso de escribir una canción.

En vuestros discos se nota que estáis intentando reproducir la idea de un espacio con el instrumental a vuestra disposición en el estudio de grabación, ¿Qué tipos de espacios habéis intentado recrear con este disco?

Queremos salirnos un poco de la idea de que tienes a tres tipos tocando instrumentos en una habitación como ocurre en la música rock. No hay nada malo en eso, hay discos de rock que nos encantan y cosas tan simples como el punk, pero eso no es lo que estamos intentando hacer. Definitivamente queremos que el oyente se imagine que está en una especie de entorno  cuando escuchan nuestra música. El tipo de espacio que queremos recrear va a depender de la canción y también cambia de disco en disco. Creo que para este disco teníamos un espacio subacuático en nuestra mente, pero no en el sentido oceánico sino algo más bien poco profundo, como una laguna o algo así.

Otra caracterísitca del nuevo disco es que cada vez usáis más sonidos experimentales en un contexto pop.

Es algo que hemos usado en muchos de nuestros discos. Aunque ahora sea un poco un cliché decir esto, siempre nos han interesado los sonidos más experimentales, como los que te puedes encontrar en la banda sonora de una película de terror o en la música concreta. El ruido usado en un contexto en el que tienen una resonancia emocional en una canción de pop es algo que siempre nos ha interesado.

¿Os gusta la música dub? ¿qué influencia ha tenido en vuestro último disco?

Sí, nos gusta mucho la música dub, de hecho ha sido una influencia muy grande en este disco. Por ejemplo, el estudio en el que lo grabamos tenía una reverberación añeja muy interesante, queremos que la reverberación sea la de la propia habitación, no tanto el conseguido por medios electrónicos. Por otra parte,  el delay en este disco está hecho con cintas, la manera en que lo manipulamos se parece bastante a las técnicas de la música dub. Y también nos ha influenciado en el tipo de sonidos graves que utilizamos.

¿Preferís grabar vuestra música de una manera analógica o digital?

Creo que si pudiésemos lo grabaríamos todo de una manera analógica como se hacía hace años porque nos gusta la calidez de los sonidos obtenidos de esa manera, pero desafortunadamente no podemos, bien porque no tenemos el dinero o bien porque no tenemos el tiempo. Fue algo que intentamos con Strawberry Jam, pero eso significaba que cuando algo salía mal teníamos que volver atrás y empezar de nuevo, mientras que un ordenador nos permite trabajar de una manera más rápida. Ahora mismo buscamos lo que sea más conveniente.

¿Cómo os habéis enfrentado al uso de samples en este disco? ¿Hay muchos samples? ¿De dónde los habéis sacado?

Nosotros mismos hacemos muchos de los samples. No hay muchos samples de otra gente, solo un poco aquí y allá. Nuestra música está hecha de una manera muy visual, hablamos de una canción como si fuese un paisaje visual o algo que estás contemplando, y luego pensamos que tipo de sonidos de música concreta podrían representar cosas diferentes en la imagen, y los encontramos en grabaciones de campo que hacemos, en nuestras casas, o adolescentes comprando algo, sonidos que nos parezcan chulos, los sampleamos y los transformamos hasta que obtenemos los sonidos que queremos.

A mucha gente le ha llamado la atención el carácter optimista de este disco, y en particular las letras sobre la felicidad doméstica, ¿Cuál es el origen de estas letras?

Sí, ahora hacemos música muy optimista, pero  más que de felicidad doméstica yo hablaría de un anhelo de esa felicidad doméstica. Todos nosotros tenemos hogares y familias con quienes nos gustaría estar, pero ser músico implica estar cinco o seis meses lejos de tu gente, en la carretera, lo cual es algo un poco angustioso para nosotros, porque es deprimente y ese tipo de cosas. Nuestra vida en estos momentos está sumida en este contraste; nos encanta tocar juntos para ganarnos la vida, pero está el lado negativo de tener que irte de casa. Por otra parte, cuando estamos en casa no grabamos música, de modo que no es tanto un disco sobre estar satisfecho en el hogar como sobre no estar seguro de saber cómo conjugar la vida familiar con nuestra vida como músicos.

¿Habláis mucho sobre la música que hacéis mientras la componéis? ¿Discutís acerca de qué queréis conseguir con una canción, por ejemplo?

Mientras la estamos creando, mientras estamos en una gira tocando el material nuevo, hablamos mucho sobre nuestra música. Cada uno tiene su opinión, y en cuanto a las letras son tan personales que los demás no entramos en las letras de los otros o en sí estas funcionan como sonidos o no, porque se trata de algo muy personal, pero en cuanto al resto de las cosas, cualquier persona puede opinar sobre lo que están haciendo los demás. Eso sí, no hablamos sobre las canciones demasiado una vez que están hechas.

¿Qué importancia tiene la música folk en vuestra música en estos momentos?

Bueno, la música folk nunca ha sido tan importante para nosotros como podía parecer, nunca hemos sido grandes fans de la música folk. Hubo un tiempo en el que Dave [Portner / Avey Tare] y yo usábamos guitarras, pero las canciones no estaban influidas o intentado reproducir estructuras folk o un ideal folk.

Vuestra visión de la naturaleza y de la libertad formal tiene ciertas similitudes con poetas norteamericanos como Walt Whitman, ¿os han comparado con ellos alguna vez?

Más que nada nos relacionan con los románticos y con gente como Wordsworth, pero sobre todo en el pasado. Cuando se hablaba de nosotros como una banda de freak folk se nos relacionaba más con la tradición pastoral británica pero la verdad es que nunca nos han mencionado a los poetas americanos como Walt Whitman.

La música electrónica tiene una presencia dominante en este disco, ¿cómo empezasteis a escuchar este tipo de música?

Siempre nos ha interesado la música electrónica incluso cuando hicimos los primeros discos, y supongo que en este disco lo que ha ocurrido es que hemos decidido no esconder esa influencia, mientras que en el pasado nos limitábamos a poner elementos en nuestra música inspirados por el techno y cosas de este tipo, pero encubiertas de alguna manera, pero para este disco hemos decidido pasarlas a un primer plano.

Personalmente, empecé a escuchar música electrónica a mediados de los noventa, con discos de The Orb o Aphex Twin. Luego David y yo nos metimos más en el minimal techno, alrededor del año 2000. Últimamente hemos escuchado muchos discos de dubstep como los de Burial, Kode9 o Zomby. La música electrónica habita un espacio diferente al nuestro, más urbano, pero aún así también es muy visual, y  me hace pensar en paisajes y diferentes atmósferas, mientras que buena parte de la música electrónica ofrece unos sonidos más directos que solo funcionan en el contexto de un club como espacio. El dubstep que yo he estado escuchando, especialmente Burial, es muy atmosférico.

Aspectos como la polirritmia o los loops cerrados remiten a músicas africanas, ¿Cuándo comenzó vuestro interés en la música africana?

Tenemos un montón de discos de música hecha en muchas partes del continente. Creo que fue algo que empezó a ser visible en nuestros discos con los patrones y la forma de tocar la guitarra en Sung Tongs, y los loops cerrados es algo muy importante para nuestra música.

¿Qué te parece la reciente oleada de grupos con influencias de músicas africanas?

Me parece genial, es algo realmente destacable. En parte tiene que ver con la gente que se descarga música y con los blogs, algo con en lo que no participo demasiado. Pero para los que todavía vamos a las tiendas de discos, este interés ha permitido que muchos discos se hayan reeditado en cd. Es algo similar a lo que ocurrió cuando todo el mundo hablaba sobre el freak folk y se reeditaron muchos discos de este tipo. Estos intereses coinciden con el momento en el que una serie de discos hasta el momento difíciles de conseguir se publican en cd, quizás esa sea una razón o simplemente porque ahora son fáciles de encontrar en Internet.

¿Qué os interesa de la música mainstream, y en particular del pop electrónico?

No nos interesa demasiado el techno pop de los ochenta, no es algo que utilicemos como una referencia, pero sí que nos gustan cosas de pop electrónico moderno como Kylie Minogue. Nosotros no hacemos ninguna distinción acerca de si una música es underground o mainstream, si nos gusta, nos gusta, y hay cosas como Sugababes o Amy Winehouse que nos gustan. Esta distinción nunca nos ha importado.

Ahora estáis embarcados en un nuevo proyecto, ¿puedes hablarnos un poco sobre el mismo?

Pues estamos metidos en un proyecto más audiovisual con un amigo nuestro, que es el director, ya habíamos discutido con anterioridad acerca de la posibilidad de sacar adelante un proyecto y no estábamos muy seguros de qué es lo que íbamos a hacer, él no quería que fuese algo narrativo con una banda sonora y nosotros no queríamos que fuese simplemente un vídeo largo. Finalmente vamos a hacer algo más visual y abstracto a pesar de que hay algo de argumento aquí y allá, está formado por pequeñas secuencias y va a ser un proyecto principalmente de estudio, en el sentido de que no lo vamos a tocar en directo a excepción de unas pocas proyecciones en las que tocaremos en directo. Toda la música ya ha sido escrita, y como la mitad ya ha sido grabada. Nos ha llevado algo de tiempo porque en un principio no sabíamos muy bien cómo hacerlo, y nos hemos tenido que enseñar a nosotros mismos cómo ponerle música a unas imágenes y hacer que se sincronice la música con las imágenes. Es muy sencillo una vez que empiezas a hacerlo, una vez que aprendes la tecnología o a manejar el software adecuado, pero nos ha llevado algo de tiempo porque no hemos tenido a un productor técnico supervisando lo que hacíamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: