Redux

¡En Asturias también hay grupos!

Posted in Uncategorized by Iván Conte on septiembre 2, 2008

En el número de septiembre del Rockdelux aparece la primera parte de un informe sobre el indie nacional, que viene a ser una actualización de aquel que ya se publicó hace unos cuantos meses radiografiando el underground madrileño y barcelonés. Me gusta el enfoque, evitando dar la falsa sensación de que estamos ante una escena con objetivos e intereses comunes, subrayando que estas bandas se han ido creando sus propias estructuras; sellos, determinadas salas de discos e incluso festivales (el artículo no lo dice, pero el Faraday es un escaparate perfecto para seguir la pista de los grupos nacionales más interesantes), que, como el caso de El Guincho demuestra, no son incompatibles con el éxito más rotundo. Unas estructuras que, por cierto, quizás significan que sería mejor hablar de underground, sobre todo para evitar confusiones con ese otro indie tan acomodado, poco sorprendente y aburrido, ese que tiene en Iván Ferreiro, Deluxe o Facto Delafé a sus principales exponentes y que sin embargo ha tirunfado este año en los festivales orientados a las bandas nacionales.

Hay una cosa, sin embargo, que creo que falta en el artículo (a publicar en dos partes; la segunda sobre Madrid en el número de octubre), y es alguna mención a que, a pesar de que Madrid y Barcelona son los dos focos de ebullición más visibles, en las provincias también tenemos grupos autoeditándose o recurriendo a los micro-sellos de Barcelona y Madrid para sacar sus discos. Obviamente, yo solo puedo hablar de primera mano sobre el caso asturiano, en donde grupos como Chiquita y Chatarra o Indienella ya han dado el paso de gigante que supone autoeditarse un disco en vinilo, y los geniales Fasenuova han editado un split impresicindible en Ozono Kids. Incluso tenemos un grupo nuevo que este verano ha conseguido reventar los aforos de las salas en las que han actuado; hablo, claro, de Montañas, quienes están dando los últimos toques a una esperadísima maqueta de la que daré buena cuenta en este blog en cuanto caiga en mis manos. De nuevo, no podemos -ni creo que nadie quiera- hablar de escena asturiana, porque cada uno tiene unos referentes muy específicos. Una cosa que sí tienen en común es que ofrecen muy buenos conciertos, y son bandas con mucha personalidad y un sentido del humor que tanto me falta en los pioneros del indie estatal. Incluso tenemos bandas “en el exilio”, como Thelemáticos (estos sí aparecen en el informe de RDL) y Le Mot (Malela, de Grande-Marlaska, en solitario) o con integrantes residentes en Asturias o fuera (sería el caso de Montañas), algo que refleja muy bien a una juventud asturiana forzada en muchos casos a emigrar.

No todo el punk sucedió en Londres, lo bueno del punk fue precisamente que significó el fin de la hegemonía de la capital inglesa, y dio la oportunidad a ciudades de provincias como Manchester o Glasgow. Raymond Williams decía lo siguiente:

Deberíamos dar la bienvenida, animar y fomentar las tendencias conducentes a un ocio regional que están dejándose ver; como la cultura es algo ordinario, no debería uno tener que ir a Londres para encontrarla.

Anuncios

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Jairo said, on septiembre 2, 2008 at 8:31 pm

    ¡Ay Iván!

    Sólo puedo decirte que o eres un bienintencionado, o ya me he convertido definitivamente en un cascarrabias (la opción más probable).

    Sustituyamos Asturias por Murcia o La Rioja en el tautológico título del post y observemos el curioso efecto.

    En España -y hasta en Asturias- es cierto que grupos haberlos, haylos. Ahora, que tengan mayor interés que el de soportar una industria esquelética y bastante hortera (alguna revista, algún sello, algún festival de pueblo financiado con el dinero de los vecinos, etc.) me resulta harto dudoso.

    El mal endémico del indie español lo definió estupendamente hace muchos años Antonio Luque. Era algo así como “Yo me creo que tú eres músico si tú te crees que yo soy crítico”.

    Un Morán de Benicàssim ya constataba en alguna entrevista que leí por ahí este año la cruda realidad que por alguna razón nadie pretende o quiere ver y mucho menos escribir. Preguntado por la ausencia de grupos españoles en el Fib la respuesta era contundente: porque no dan la talla, ni creativa, ni técnica ni estéticamente. Chapó. No sé puede explicar mejor. Todo lo demás son zarandajas.

    He estado allí. Lo he visto con mis propios ojos.

  2. joan said, on septiembre 2, 2008 at 8:48 pm

    jairo tiene algo de razón, pero esas mismas buenas intenciones que tiene iván (y que demuestra la revista, aunque en su caso de manera menos altruista: de algo tienen que hablar que no llegue de segunda mano de pitchfork o de mojo) son las que comparto: esos grupos asturianos de los que habla aquí tienen poco que envidiar a muchos de los que, por vivir en barcelona (o en madrid) tienen más camino abierto gracias a su cercanía con la crítica más acomodada.
    otra cosa es que la mayoría de esos grupos (la mayoría de los grupos españoles, sí) no den la talla y hagan bueno el dicho ese de que “son buenos para ser españoles”. pero también hay que quitarse ese complejo de encima, porque en muchos casos no es así, y el ejemplo de el guincho no es más que una muestra.

  3. Iván Conte said, on septiembre 2, 2008 at 10:11 pm

    A ver, la idea principal de esta entrada es criticar que este informe del RDL en particular se haya limitado (parece) a Madrid y Barcelona.

    Lo que a mí me interesa simplemente es constatar cómo los nuevos grupos pasan de los sellos (o los sellos de los grupos), se autoeditan o recurren a sellos muy pequeños y se dan a conocer básicamente mediante sus conciertos (y muchos de ellos parecen no estar dispuestos a seguir sosteniendo a la industria “oficial” del indie -palabra que, por cierto, aplicada al contexto español, aborrezco). Pues bien, eso mismo pasa en otros sitios de España, no solamente en Barcelona y Madrid, y de ahí los cuatro ejemplos que doy. Este año he visto conciertos de Montañas y Chiquita y Chatarra que estarán sin duda entre mis favoritos al final del año, por no hablar de Fasenuova, que en directo me parece directamente que juegan en otra liga, aunque sin posibilidades de llegar a mucho más público, me temo. Cualquiera de estos grupos me parece bastante mejor que muchos de los que han pasado por Benicassim, nacionales o internacionales 🙂

  4. Andrés Oliva said, on septiembre 2, 2008 at 10:49 pm

    “Ese otro indie tan acomodado, poco sorprendente y aburrido, ese que tiene en Iván Ferreiro, Deluxe o Facto Delafé a sus principales exponentes”. Por cierto, que gusto da – de vez en cuando – leer lo que uno piensa.

  5. Ana Saturno said, on septiembre 3, 2008 at 11:28 am

    Y sin embargo, permítanme que añada una nota amarga a este tema. Sólo conozco de primera mano el mini circuito musical de Las Palmas (llamarlo “escena” o de cualquier otra manera sería grandilocuente y falso), así que a él me referiré en lo sucesivo como ejemplo.

    El principal problema que tenemos aquí, y me pregunto si no será igual en el resto de las ciudades españolas de tamaño medio, no es la falta de talento o ganas de los grupos, es la falta de público. Los jóvenes que deberían tener inquietudes musicales e interesarse por lo que se cuece en los distintos pubs y salas de la isla son apáticos, acomodaticios, vagos y desidiosos.

    Hay grupos que hacen cosas muy interesantes, pero en sus conciertos siempre nos vemos las caras los mismos 30 o 40 incondicionales. ¿No sucede lo mismo en los conciertos de los grupos que mencionas, Iván? No sé cuántos habitantes tiene Gijón, pero en Gran Canaria vivimos la friolera de 800.000 personas. Y resulta que cuando hay concierto de los Bucannan, The F.E.O.S. o The Birkins, somos 40 si hay suerte. Súmenle a eso el factor isla, que hace que no vengan casi grupos nacionales por aquí, a excepción, claro está, de esos macroconciertos de David Bisbal o La Oreja de Van Gogh que llenan los estadios, y tendrán un cuadro que podría llevar a la desesperación al más pintado. Con decirles que Deluxe, uno de esos grupos de los que aquí se habla como acomodados y que triunfan en festivales, tocó gratis total en Las Palmas y fueron cuatro gatos a verlo…

    Precisamente El Guincho es una prueba de lo difícil que resulta llegar a algún sitio haciendo música desde Canarias. Sus discos nos llegan desde Barcelona. Aún no ha tocado aquí. Y este sábado, en su propia ciudad, había gente que me decía que pensaban que era catalán.

    Otra de las cosas que me decían este sábado es que en Canarias los grupos locales no pueden tocar más de cuatro o cinco veces porque la gente se cansa enseguida de ellos y deja de ir a verlos. Y es cierto, pero también muy triste. No hay cultura de conciertos, y la culpa es de todos los años que hemos pasado sin un circuito en condiciones. El factor isla ataca de nuevo.

    Yo estoy convencida de que esta isla, Gran Canaria, es un poco particular en lo que respecta a la música, pero no puedo dejar de pensar si no ocurrirá lo mismo en otros sitios. ¿Qué combinación de talento, cabezonería, dinero y buena suerte hace que un músico consiga trascender la escena local de su ciudad? Es probable que en muchos casos se den algunos de esos factores, pero creo que conseguirlos todos no debe de ser tan fácil. Y entiendo que mucha gente desespere en el camino. Aún no he leído la RDL y no sé cuán entusiastas o esperanzados se mostrarán con los grupillos independientes españoles, pero yo estoy convencida de que por cada uno que “triunfa” y consigue ser más o menos conocido, hay cincuenta que se quedan por el camino.

    Estoy segura de que cuando lo lea también pensaré que no sólo en Madrid y Barcelona vive el underground musical español, o como lo quieran llamar, pero soy consciente de que algunos undergrounds están más abajo que otros y probablemente no vayan a salir nunca a la luz. Y eso que existe internet, si no ya sería para tirarse por la ventana.

    Saludos

  6. mr sloane said, on septiembre 3, 2008 at 5:32 pm

    Iván, que el rdl no hable de los grupos de asturias da más sentido a espacios como éste. Gracias a sitios así podemos enterarnos de la existencia de Montañas, por poner un ejemplo que hemos leído aquí. Gracias al rdl nos enteramos de menos cosas y, encima, son cosas manipuladas. Luego LIV es de mayor utilidad -más interesante- que el rdl… por eso, hace tiempo que elejimos no informarnos en el rdl y hacerlo en otros sitios…

  7. Jairo said, on septiembre 3, 2008 at 6:28 pm

    Cómo me mola menearte el blog Iván… Prosigamos con anotación: no he leído el Rockdelux ese de marras. El RDL dejé de leerlo hace tiempo.

    A Joan:

    Lo de “de algo tienen que hablar que no llegue de segunda mano de pitchfork o de mojo” lo explica todo bastante bien. Interés: cero patatero. En lo de que esos grupos asturianos poco tienen que envidiar a los de Barcelona o Madrid te doy la razón, pero… ¿es eso suficiente? o, finalmente, ¿no viene esa idea a darnos la razón?

    Respecto a El Guincho. Cuando lo escuché las primeras veces pensé “¡Ostia!, algo interesante en España” pero le vaticiné un problema: el directo. Por una simple cuestión demográfico-musical y quizás de estilo me imaginé que ese disco lo llevaría al escenario él solo, y eso me resultaba bastante peligroso. Para sacarles partido a esas canciones en directo se requiere de unas cuantas personas encima del escenario (ver un directo de Animal Collective, por ejemplo, para visualizarlo mejor). Un voluntarioso muchacho dando brincos con un palo se queda un poco corto para defender Alegranza sobre las tablas. No sé si la suspensión de las fechas que tenía programadas tendrá algo que ver con esto pero me temo que es bastante probable. Aún así, espero que al señor Guincho le vaya bien y pueda seguir con lo suyo. (Se me estaba ocurriendo que le vendría bien el alemán ese de Manta Ray, ahora que anda por la Barcelona).

    A Iván:

    Constatar más bien lo que pones entre paréntesis: los sellos pasan de los grupos, n oa la inversa. Cualquier grupo (con alguna excepción político-estética) a lo que aspira es a que un sello reconozca su supuesto talento, le edite un disco muy molón, le hagan una crítica guay en el RDL o la revista de Los 40 o la hoja parroquial (según sea el caso) y, si pueden, de paso, hacerse millonarios por el camino. El problema es que, en estos casos, el itinerario no pasa de la primera etapa.

    Respecto a los directos, me cuesta recordar la última vez que me emocioné en uno.

    A Ana Saturno:

    Siempre el mismo argumento de “el problema es la gente que no va a los conciertos” o lo que es lo mismo “el problema son los demás”. Error. La gente no va a los conciertos porque -pasada cierta edad en la que comienza a flojear la fe- todos esos grupos NO TIENEN NINGÜN INTERÉS REAL. Por eso no va nadie.

    Si de algo estoy seguro en esta vida es de que el talento prevalece. No tienen más que echar un vistazo. Si una banda tiene talento de verás el público acaba llegando.

  8. probertoj said, on septiembre 3, 2008 at 8:22 pm

    Estoy más o menos de acuerdo con lo expuesto por Jairo, excepto con esto:

    “Si de algo estoy seguro en esta vida es de que el talento prevalece. No tienen más que echar un vistazo. Si una banda tiene talento de verás el público acaba llegando.”

    Tengo un buen puñado de bandas favoritas a las que el público no ha acabado llegando. Y hablamos de público real, no de cuatro gatos.

  9. Ana Saturno said, on septiembre 4, 2008 at 11:12 am

    Hola, Jairo:

    Yo siento no estar de acuerdo contigo. Conozco muchos grupos que en Madrid o Barcelona podrían tener una oportunidad y aquí se mueren del asco. Tampoco creo que los grupos más radiados y con más público sean los que más talento tienen, ni mucho menos, y esto a nivel nacional (y casi que mundial).

    Ojalá me equivoque, claro, sería mucho mejor.

    Saludos

  10. Dani said, on septiembre 5, 2008 at 11:52 am

    También hay algo de ombliguismo en el artículo de RdL porque, vamos, comparar la escena barcelonesa con el Nueva York de finales de los 70, tiene miga. ¿Dónde está Johnny Thunders, o Talking Heads, o James Chance? Una cosa es desearlo; la otra es que suceda… pongamos las cosas en su contexto.

  11. ramitos said, on septiembre 7, 2008 at 9:43 pm

    Pero bueno, es increíble ¿cómo a estas alturas de blogs, ezines y emagazines puede importarle a alguien lo que diga el RDL? La gente no compra discos, amigos, y eso es todo.

    Saludos

  12. Iván Conte said, on septiembre 8, 2008 at 11:21 am

    No voy a ponerme a defender el RDL, porque daría pie a una discusión que ya he visto demasiadas veces y me da pereza. Pero creo que está claro en la entrada que la crítica no va dirigida al RDL, sino a la idea de centralismo cultural.
    En cuanto a lo de comprar discos o no. No sé. Yo el viernes pasado pedí a Amazon siete discos!!!
    Un saludo.

  13. Dani said, on septiembre 9, 2008 at 2:25 pm

    Por cierto (rompiendo el thread)… interesantísimo el artículo sobre música africana. Muy acertada la selección de los entrevistados. Eso sí, Manu se podía haber estirado una mica més con el espacio; así hubiera cabido un despiece.

  14. Iván said, on septiembre 10, 2008 at 12:23 am

    ¡Gracias Dani!

    Un despiece no, pero una lista algo más ampliada de recopilatorios aparecerá en este blog un día de estos cuando hable de ese artículo. Quería esperar a tener la revista en mis manos, y es que… ¡a Asturias todavía no ha llegado! (hablando de diferencias entre las grandes urbes y las provincias :D).

    Lo más curioso de todo es el artículo que el propio rupture publica este mismo mes en Frieze:
    http://www.frieze.com/issue/article/search_and_rescue/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: